ES NOTICIA EN ABC

Boom La desoladora odisea de Valentín, de «Los Lobos» de «¡Boom!», para conseguir una beca universitaria

El profesor universitario del longevo equipo recordó este jueves una funesta anécdota de su pasado en «¡Boom!»

Valentín, este jueves en «¡Boom!»
Valentín, este jueves en «¡Boom!» - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este jueves, «¡Boom!» regresó a las tardes de Antena 3 por penúltima vez en la semana. Lo hizo con «Los Lobos» buscando el bote del programa que presenta Juanra Bonet por 448ª tarde consecutiva, aunque el equipo volvió a marrar en su intento.

Lo hizo en una tarde marcada una vez más por una anécdota del afable Valentín. El profesor de «Los Lobos», a base de naturalidad, ha sabido meterse en el bolsillo a los millones de espectadores que cada día tiene el concurso, aunque no han sido pocas las ocasiones en las que ha hablado de lo complicada que era su vida antes de «¡Boom!».

Una de sus historias más recordadas fue aquella que contó en febrero de 2018, cuando aseguró que su trabajo como profesor asociado en la Universidad en la que prestaba sus servicios no le daba «para vivir». Hace solo unos días, denunció la precariedad de los servicios públicos en Alicante, la ciudad en la que vive, aunque sus declaraciones podrían hacerse extensibles a prácticamente cualquier ciudad española.

Pero este jueves, Valentín volvió a sorprender a la audiencia de «¡Boom!» con un nuevo relato acerca de los problemas que tuvo en el pasado para conseguir sus objetivos, después de que Bonet preguntase al profesor «cómo fue su Selectividad». «Pues muy tranquila, la verdad, porque en aquella época no era tan duro ni te exigían notas ni nada. Pero cuando me sentí preocupado fue muchos años después. Cuando acabé mi doctorado, quería seguir en la Universidad, investigando y haciendo la tesis. Para poder hacerlo, necesitaba conseguir una beca de formación de profesional universitario, que es bastante dura. Te bareman los méritos y hay que conseguir una puntuación determinada. Es bastante difícil, y yo estaba preocupado por si me llegaba o no el baremo para conseguirla, porque estaba muy bien dotada económicamente. Son cuatro años y a mí me solucionaría tanto la cuestión de investigación como lo económico.

La odisea, así las cosas, fue de todo menos sencilla. «La primera vez que me presenté, me quedé a tres décimas. La segunda, a una sola décima. No la conseguía porque me habían concedido el Premio de Excelencia Universitaria, que suma un punto entero en el baremo. Pero había retrasado el Gobierno la concesión de aquel premio y no podía presentar ese mérito, que sabía que el día que lo presentara, lo conseguiría. Pero a la tercera, que era la última oportunidad, pude añadir ese mérito y por fin descansé. La cuestión es que tenía un punto extra reconocido, pero que las autoridades no me terminaban de conceder. Hasta que al final lo hicieron y a la tercera, la conseguí», afirmó el «lobo», con su habitual sencillez, entre los aplausoss del público. «Caray, qué sufrimiento», asintió Bonet.

Los problemas pasados de Valentín, no obstante, no impidieron que «Los Lobos» superasen a sus rivales una tarde más. En esta ocasión, se deshicieron de «PreocuPAU», un grupo de jóvenes amigos que vendió cara su derrota, pero que no pudo con el veterano equipo.

Valentín, Erundino, Manu y Alberto vencieron a sus rivales (que ganaron la «bomba estratégica», todo sea dicho) por 4800 a 3000. Por tanto, se plantaron una tarde más en la ronda final del programa, pero no consiguieron el premio final. De nuevo, se quedaron a tres preguntas, por lo que el bote del viernes será de 3.850.000 euros.