ES NOTICIA EN ABC

Boom Así ha cambiado la vida de Manu, de Los lobos, tras ganar el bote de «¡Boom!»

El concursante se enfrenta de nuevo a la realidad en su pueblo, Tafalla, mientras tiene un ojo puesto ya en su futuro

«Arqueras de Babia», a un paso de conseguir lo que nadie ha logrado nunca en «¡Boom!»

Manu, integrante de «Los Lobos», después de ganar el bote de «¡Boom!»
Manu, integrante de «Los Lobos», después de ganar el bote de «¡Boom!» - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los Lobos han vuelto ya a su realidad. Manu, Erundino, Valentín y Alberto consiguieron llevarse el bote millonario de «¡Boom!» hace ya un mes. Los viajes a Madrid, el cariño del público, las fotos y los fans les han ido mostrando sus sentimientos de cariño y sus enhorabuenas a los concursantes, pero, tras apagarse los focos del programa, todo va volviendo lentamente a la normalidad.

«¿Y ahora qué?»: es la pregunta a la que cada integrante del equipo se habrá tenido que ir contestando desde el momento en el que descubrieron que todo había terminado en el concurso de Juanra Bonet. Cada uno ha ido volviendo a su rutina habitual, y Manu, en declaraciones a Navarra.com, ha vuelto a casa de sus padres, en Tafalla.

Desde este lugar, empieza a analizar su futuro, con la tranquilidad propia de quien tiene más de un millón de euros en el bolsillo. De momento, no tiene totalmente claro lo que quiere hacer con su vida, pero su propósito pasa ahora por volver a presentarse a las oposiciones de Correos en 2020. «Sigo en ello y no quiero dejarlo. Pero sí que tengo claro que debo seguir con los pies en el suelo. Si después el futuro me depara otras cosas que sean mejores que lo que tengo ahora o que me atraigan más, veremos entonces. Si gracias al concurso se abren otras puertas o ventanas, bienvenidas serán. Pero con los pies en el suelo», insiste el concursante de «¡Boom!».

De igual manera, entre los planes que tiene con el dinero, se encuentra cumplir con el viaje que se prometieron realizar al principio de la experiencia, junto a otro muy especial que decidieron realizar en el momento en el que resolvieron la bomba final. «Cuando empezamos el concurso, hablamos de hacer un viaje a la Patagonia. Y ese, lo seguimos manteniendo. Y después hay otro obligado, que es el del golfo de Botnia, la respuesta que nos dio el bote. Lo que nos queda es buscar los mejores períodos del año para ir allí, las mejores fechas para visitarlos», por lo que tampoco les corre prisa hacerlo de forma inmediata, confiesa.

Una de las cosas que se desconocía, de momento, es que el programa 505 en el que participaban «Los Lobos» se grabó quince días antes de ser emitido, es decir, el 20 de junio. Aunque sus padres conocían el devenir del concurso, no podían decir nada, algo que, aseguraron en el citado medio, no fue nada fácil.

Una victoria rodeada de tragedia

El 8 de julio, por la noche, la familia de Manu se reunió en la casa familiar en Tafalla, para poder ver cómo su hijo lograba la gesta económica más importante jamás conseguida en un concurso de televisión. En prime time, el formato triunfó en audiencia, y aunque la familia del «Lobo» estaba de enhorabuena, en la localidad tenían una mirada puesta a la calle.

Y es que una riada tomó las calles de la localidad. «El río Cidacos cruza Tafalla de un lado a otro y, además, hace meandros. Así que a todos se les ha llevado algún coche o les ha pasado algo», relataba Manu sobre el drama que se vivió en su pueblo mientras, en televisión, respondía correctamente a todas las preguntas de la bomba final.

Sin embargo, varios expertos le han asegurado que la tragedia podía haber sido mayor: «"Es posible que los momentos más peligrosos de la riada sucedieran durante la emisión del programa, entre las 20 y las 21 horas". Y algún paisano me ha llegado a decir: "Me parece que tú también has salvado vidas, porque, como os seguían tanta gente en Tafalla, todos estaban en casa viendo el programa y no había nadie en la calle". Quizá gracias a que no había gente en la calle en ese momento, se haya podido evitar una tragedia mayor», ha relatado.