Es Noticia

Balance de José Antonio Sánchez en RTVE: más audiencia, informativos líderes y superávit

El presidente de la cadena pública deja el cargo tras cuatro años

José Antonio Sánchez
José Antonio Sánchez - TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

José Antonio Sánchez se despedirá el viernes como presidente de RTVE, 44 meses después de su llegada a la corporación pública, en octubre de 2014. Más allá del ruido, varios datos objetivos destacan como balance de su gestión, pese a que el contexto parecía muy desfavorable. La fragmentación de la audiencia es la mayor de la historia, con más de 40 canales en abierto y un crecimiento espectacular de la televisión de pago: España cuenta con seis millones de hogares abonados y la penetración supera el 30%. Además, no han dejado de aparecer plataformas y distribuidores de contenidos tan poderosos como Netflix, HBO y Amazon. En ese entorno, TVE ha logrado invertir la tendencia.

A estas dificultades cabe añadir que la capacidad de compra de la cadena pública disminuyó al dejar de financiarse con publicidad desde 2009 y sufrió un nuevo recorte tres años después, cuando disminuyeron de manera brusca los ingresos procedentes de las arcas públicas, a causa de la crisis. Con todos estos datos en contra, el grupo registró en la temporada 2017-2018 una cuota de pantalla del 17,4%, su mejor resultado desde el curso 2011-2012. La 1, principal cadena pública, logró el 11,1%, que también es la mejor cifra de los últimos años.

Los informativos de TVE, área especialmente sensible en una cadena pública, también han visto cómo mejoraba su competitividad frente a las privadas. Mantienen una línea de crecimiento sostenido desde 2014 y, desde que recuperaron la primera posición en noviembre de 2016, la han mantenido durante 20 meses de manera consecutiva. En 2017 fueron los más vistos, con un 14,8% de cuota y una media de 2,1 millones de espectadores, los mejores datos desde 2012.

Más de 100 recursos ganados

Pese a todo, las protestas de los partidos de la oposición y de los grupos de presión han sido frecuentes en estos casi cuatro años, sobre todo cuando los españoles eran llamados a las urnas. En los nueve procesos electorales vividos durante el mandato de Sánchez, se presentaron un total de 108 recursos relativos al pluralismo informativo, la igualdad, la proporcionalidad y la neutralidad que la ley exige a la cadena pública. RTVE no fue condenada en ninguno de estos casos. La CNMC avaló asimismo en un informe el respeto de la corporación al equilibrio de fuerzas parlamentarias.

En el plano económico, durante la gestión de Sánchez, RTVE pasó del déficit crónico -el año de su llegada era de 86,2 millones- al equilibro. Incluso cerró el año pasado con más de 23 millones de superávit. La deuda se ha visto reducida, asimismo, en un 84%. El número de directivos también ha disminuido, mientras que no se han repetido los despidos de otras épocas.

Dentro de la estrategia de programación, por último, ha habido aciertos y errores, como en el resto de cadena, pero cabe destacar el apoyo al cine español: TVE emitió en 2017 650 películas producidas en nuestro país, cifra que contrasta con las 101 que emitieron en conjunto el resto de cadenas generalistas.

Últimas compras

En el último Consejo de Administración de José Antonio Sánchez, RTVE también firmó varias compras casi rutinarias: programas diarios veteranos, nuevos acuerdos para engordar su cartera de cine y los derechos de emisión del concierto solidario de «Operación Triunfo», que se celebrará en el estadio Santiago Bernabéu el próximo viernes 29 de junio.

En cuanto a los programas, el Consejo dio luz verde a nuevas temporadas de «Centro médico», la docuserie médica de sus tardes; y «Torres en la cocina», programa culinario de las mañanas protagonizado por los chefs Sergio y Javier Torres.

En el apartado cinematográfico, una partida en el que TVE invirtió más de 50 millones de euros en el último consejo de administración, la cadena pública ha suscrito nuevos acuerdos con ZDF para la adquisición de los derechos de emisión de diferentes «tv movies», así como con Tripictures, VideoMercury y Vértice Cine para la compra de los derechos de emisión de largometrajes.