ES NOTICIA EN ABC

GH VIP Pol Badía se estrena en «GH VIP» con una bronca con Adara y montando un drama con Joao

El nuevo concursante de «GH VIP» es consciente de la difícil situación a la que se enfrenta en la casa conviviendo con su expareja y su pareja actual

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Telecinco emitió este martes una nueva entrega del «Límite 48 horas» de «GH VIP». A lo largo de la noche se iba a conocer el nombre del nominado que se queda salvado. Joao, Adara y Kiko son los tres concursantes que aspiran a librarse de la expulsión del jueves. Además, este último iba a ser protagonista por otro motivo, pues él fue el encargado de dibujar su «curva de la vida».

Además, tal y como anunció Jordi González en el debate del domingo, este martes un nuevo concursante iba a entrar en la casa de «GH VIP» para sustituir a Nuria. Estos últimos días, los rumores apuntaban a que sería Pol Badía, la pareja del Maestro Joao, y expareja de Adara quien ocuparía el puesto vacante. El martes a primera hora, «Yotele» adelantó que así sería y, por tanto, Pol Badía se convierte en el nuevo concursante de «GH VIP». De este modo, se abre un nuevo foco de conflictos en la casa, pues Maestro Joao confesó hace unos días en Guadalix que le había sido infiel a Badía.

El repaso a las últimas noticias de la casa empezó por el affaire entre Kiko y Estela. Esta última sufrió un ataque de celos al ver cómo él se mostraba cada vez más cercano a Adara. «Que no me entere yo de que tú pasas frío», le dijo Kiko a Adara, entre otras frases del mismo calibre. Sofía Suescun, la novia de Kiko cuando este entró a «GH VIP», dijo indignada en plató que no quería «saber nada de este chico. ¡Chao!».

La cosa fue todavía a peor cuando Suescun vio un vídeo en el que Kiko hablaba sobre su relación con ella: «Está destinada al fracaso». En plató, Sofía declaró que para ella «ahora Kiko es el novio de Estela. Me duelen más esas palabras que un beso o un revolcón». Para cortar la polémica, Jorge Javier Vázquez tomó la palabra para mostrar los porcentajes ciegos de las votaciones: 77’8%, 16'9% y 5'3%.

Luego llegó el momento de presentar a Pol Badía, el nuevo concursante. «No tengo ni idea de lo que le voy a decir a Joao, pero le voy a pedir explicaciones sobre todo lo que ha dicho. No queda nada del Joao que conocí». Badía era consciente de que iba a tener una situación delicada en Guadalix conviviendo con su novio y su exnovia: «Espero que la gente me juzgue por lo que ve aquí, no por mi pasado. Yo tampoco quiero entrar en una guerra».

Tardó poco en contradecir sus palabras. El tiempo justo que tardaron en meterle en una habitación con Adara, a quien llevaba dos años sin ver. Desde el primer momento se notaba que saltaban chispas en la habitación, y cuando empezaron a hablar todo saltó por los aires. Se llamaron de todo a gritos, pero ella comenzó reprochándole «haber dicho cosas muy sucias sobre mí en entrevistas».

«La última vez que nos vimos fue desagradable. Tú querías volver pero yo no, ¿o no te dedicaste a mandarme cartitas y muñequitos?». Luego amenazó con contar lo que había «vivido con tu familia», y ahí Pol saltó indignado. Le afeó que hubiese estado «ocho meses viviendo en mi casa, que mi madre te trataba como a una hija y luego vas hablando de "mi puta familia"». Siguieron un rato intercambiándose reproches hasta que Adara le recomendó «bajarse de la nube, que no eres tan importante». El presentador no consiguió que la despedida de Pol y Adara fuese cordial.

El drama de Joao

Apenas le dio tiempo a Pol para tomarse un respiro cuando Joao entró por la puerta de la habitación. A Pol se le veía nervioso, al borde de las lágrimas, y su pareja llegó alarmado y preguntándole qué le pasaba. «Has dicho algo que me dolió muchísimo», empezó Pol, «porque has hablado de que hay otra persona». De pronto, Joao rompió a llorar desconsolado: «¡Lo siento mucho! Perdóname. Yo sabía que no venías para nada bueno. No quería hacerte daño, no quería que vinieses. No quería nada de esto».

Pero acto seguido tuvo que comerse sus palabras cuando Jorge Javier les mostró los vídeos en los que Joao hablaba sobre esa «tercera persona». «¡No le puedo ni mirar a la cara!», le dijo Joao muy disgustado a Pol. Ahí arrancó una conversación dramática en la que el Maestro se lamentaba por no haber sido feliz y por la mala suerte que había tenido en el amor. Se disculpó una y mil veces de Pol , que acabó rompiendo a llorar tras largo rato reprimiéndose las lágrimas.

«Amo a Pol, pero no sé si egoístamente, y no sé si estoy enamorado de otra persona», reconoció Joao. Al final, los dos acabaron abrazándose mientras Joao seguía disculpándose y pidiéndole que estuviese con él en la casa. Luego fueron a reunirse con sus compañeros, que en ese momento se dieron cuenta de quién era su compañero en la casa. La calma no se instaló en Guadalix, pues Joao y Adara estaban muy afectados tras su conversación con Pol. «¡No aguanto la situación!», gritó ella tirándose en la cama. Todo indica a que la llegada de Pol a la casa va a abrir un nuevo frente de conflicto en «GH VIP».