ES NOTICIA EN ABC

La que se avecina «La que se avecina» consulta su incierto futuro en Twitter

Alberto Caballero, director de la serie, ha hecho una encuesta para que los seguidores manifiesten sus preferencias para próximas temporadas

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«La que se avecina» se enfrenta a importantes retos de cara a preparar su decimotercera temporada. La serie se encuentra en un parón estival de la emisión de la undécima tanda de episodios, mientras que la siguiente está ya lista para su emisión. Por tanto, sus creadores ya están pensado en ideas para ir conformando el futuro de la longeva ficción.

Sin embargo, la decimotercera entrega se tendrá que enfrentar a unos nuevos retos por parte de la productora. Y es que, tras no llegar a un acuerdo con el propietario de los estudios, todo el decorado tiene que cambiar de ubicación para poderse rodar. Esto supone que se abra el abanico de posibilidades para los creadores, incluso, llegando a cerrar una etapa con esta dorada serie.

Ha sido a través de la cuenta de Alberto Caballero, creador de «La que se avecina», en Twitter donde ha manifestado que quieren darle un giro a la ficción, y una de las posibilidades es poder cambiar de comunidad de vecinos. De esta forma, se tendrían que despedir de Mirador de Montepinar para poner rumbo a un nuevo edificio, que se construiría adaptándolo a las condiciones de los nuevos estudios de grabación.

Otra opción sería que, maleta en mano, decidieran vivir sus aventuras en otro edificio. Algo parecido sucedió en «Aquí no hay quién viva», cuando el bloque se empezó a venir abajo a consecuencia de las termitas que estaban devorando las vigas de madera.

Por último, la opción que también pone sobre la mesa Alberto Caballero sería cerrar «La que se avecina», pero dejando viva la historia a través de diferentes spin-offs, de igual manera que lo hizo «7 vidas» con «Aída».

Aunque de momento no hay una decisión definitiva, la gran mayoría de usuarios creen que lo mejor es continuar con la serie, pero con una nueva ambientación. De hecho, incluso, muchos apuestan por una especie de regreso al pasado, aterrizando, de nuevo, en Desengaño 21. Después de 13 años, no es descabellado pensar que el edificio fue derruido y, posteriormente, vuelto a poner en pie, ubicándose en el mismo emplazamiento pero con un nuevo aire más contemporáneo.

Lo que es seguro es que la decisión de los seguidores no va a ser vinculante, y con esta consulta quieren ver la acogida que tienen las diferentes ideas que tienen sobre la mesa. Si, como hasta ahora, la opción más aplaudida es la de cambiar de emplazamiento, posiblemente veamos a los inquilinos de «La que se avecina» haciendo una mudanza.