Es Noticia

Arcadi Espada no pide perdón y llama «sifocante» a Risto Mejide

El periodista arremete contra Mejide en unas breves declaraciones para su programa de Cuatro

Arcadi Espada, junto a Risto Mejide en el «Chester» de Cuatro
Arcadi Espada, junto a Risto Mejide en el «Chester» de Cuatro
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La emisión del Chester de Risto Mejide el pasado domingo, en el que el publicista mantuvo una tensa conversación con el periodista Arcadi Espada, ha tenido gran impacto mediático a causa de las opiniones de Espada que originaron su desencuentro con Mejide y con las que descalifica gravemente a las personas con Síndrome de Down y sus progenitores. A pesar de las reacciones a la controvertida charla, que termina con Arcadi Espada expulsado del plató de Cuatro, el periodista ha guardado silencio y no ha querido mostrar su visión del encontronazo, que ya relató este verano en una columna en el diario «El Mundo»: «Le contesté [a Risto Mejide] que mejor acabáramos la entrevista. Rumió. Y convino en que sí, que por primera vez iba a acabar, bla, bla. Me levanté y lo dejé en su sofá», relata.

El programa «Todo es mentira», que también presenta en Cuatro Risto Mejide, localizó esta semana a Arcadi Espada en las inmediaciones de Mediaset y no desaprovechó la oportunidad de interpelarle por la repercusión de la emisión del domingo. «¿Pudiste ver el Chester finalmente?», preguntó una periodista del programa a Espada. «Lamento que os hagan tener estos papeles tan desagradables, porque sois gente que os tenéis que ganar la vida y os tengo mucho respeto», dijo entonces Espada. Antes de terminar su respuesta, eso sí, el periodista trasladó un aviso a Mejide: «Dile a sifocante** que no vuelva a molestarme».

La periodista de «Todo es mentira», sin embargo, no cejó en su empeño y continuó preguntando a Espada si había podido ver el programa y cuál era su interpretación de los acontecimientos: «¿Te echaron? ¿Te fuiste?». El controvertido escritor, sin embargo, optó por dar la callada por respuesta y esbozar una media sonrisa ante las cámaras. «Trabajad por dinero y por la dignidad», concluyó antes de entrar en el edificio al que se dirigía.

**Sifocante: Impostor, calumniador

Repercusión

Las opiniones de Arcadi Espada han tenido una rápida respuesta por varios sectores. Esta semana, sin ir más lejos, ABC publicó la carta de un padre de una niña con Síndrome de Down que responde de manera contundente al periodista:

«Anoche le vi en el programa de Chester, hasta que el Director decidió echarle. Me pareció que me miraba Usted a los ojos cuando nos decía aquello de que “los padres a los que el sistema público de salud nos había avisado de los graves daños con los que nacería un hijo nuestro, de seguir adelante, deberíamos asumir nuestra responsabilidad moral y por supuesto nuestra responsabilidad económica; y que llegado el caso, usted –además- entendería legítimo que nuestros hijos nos demandaran como mínimo en vía penal, por lo que a su juicio es una inmoralidad por nuestra parte”.

Voy a saltarme las consideraciones que me merecen sus opiniones porque como gracias a Dios, usted tiene más o menos la misma importancia que yo en nuestra sociedad y en nuestro tiempo, no superarán nunca la categoría de opiniones de bajo alcance y de muy mal gusto.

Me preocupan, sin embargo, los números… no sea que algo quede en el sustrato de la conciencia colectiva, y cale la idea de que las personas con Síndrome de Down suponen una carga inasumible para el “sistema”.

Veamos, Sr. Espada; en la actualidad en nuestro país viven aproximadamente 32.000 personas con Síndrome de Down. Todos ellos consumen y pagan su IVA al hacerlo, miles de ellos trabajan por cuenta ajena o (y alguno por cuenta propia) y tributan y cotizan al sistema, como pueda hacerlo yo mismo, y quiero pensar que usted. [Lee aquí el texto completo]