ES NOTICIA EN ABC

GH VIP Ángel Garó pierde los papeles y amaga con dejar «GH VIP»

El aspirante malagueño se ha pasado la semana peleándose con Miriam y con Asraf

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Telecinco emitió la noche de este martes un nuevo episodio de «GH VIP: Límite 48 horas» que estuvo cargado de polémicas y enfrentamientos entre los concursantes de Guadalix de la Sierra. En el espacio conducido por Jorge Javier Vázquez estaba previsto que, uno de los tres nominados (El Koala, Miriam Saavedra o Verdeliss) se libraría de la expulsión de este próximo jueves.

Además, tuvieron lugar los alegatos, que esta semana lo hicieron los familiares desde el plató, y la presentación de la nueva prueba semanal, que dividió la casa entre vampiros y humanos en un juego inspirado en Halloween. Por otro lado, esta semana es el turno de Verdeliss en la prueba de la curva de la vida.

Los concursantes llevan ya mes y medio en la casa de Guadalix de la Sierra y la convivencia empieza a hacerse pesada para muchos de ellos. El que estuvo en todos los líos esta semana fue Ángel Garó, que protagonizó fuertes broncas con Miriam Saavedra y con Asraf. Este último, durante su visita al confesionario, se derrumbó y empezó a llorar asegurando estar «harto de que no pare de insultarme...Yo esto lo hago por mi familia». Y es que Garó cuando se pone a insultar y humillar no para: «Boca de ajo, macarra de barrio, payaso comemierda», y así una larga retahíla de insultos con un claro componente racista.

Otra bronca muy gorda tuvo con Miriam Saavedra, otra de las concursantes más marrulleras de «GH VIP». Ángel estaba cantando en la casa cuando Miriam empezó también a cantar para chincharle y el malagueño explotó. «¡Eres insoportable, no sabes convivir!», gritó Ángel fuera de sí. «¡Malecudado, soberbio, creído!», replicó la peruana. «Aquí la única payasa eres tú. Si la gente quiere circo aquí tiene a la mona», respondió Garó con intención de ir a hacer daño, «te has hecho famosa en España por insultar a tu marido. Los peruanos deben de estar avergonzados de ti...¡Mamarracha, hueles mal!».

Entonces el malagueño amagó con irse del programa e hizo ademán de recoger sus cosas: «No quiero continuar, no quiero aguantar esto con gente tan indeseable, atenta contra mi dignidad, ya no puedo aguantar tanta bajeza». A propósito de todo esto, JJ les echó un discurso a todos los concursantes: «No nos gusta el lenguaje que se está usando. El concurso está siendo intento y estais muy nerviosos, es normal. Pero habéis perdido algo y espero que lo encontreis. Cuando veis que alguien está mal, conviene que nos abstengamos de echar gasolina».

Pero en medio de este parlamento Ángel volvió a cabrearse, pues opinaba que las imágenes que se habían mostrado no correspendían con la realidad: «Me parece muy mal el montaje que habéis hecho». Muy cabreado y gritando «vejaciones no» se marchó del salón y costó un buen rato que volviese, se calmase y pidiese disculpas: «Hubo un cúmulo de cosas y perdí los nervios».

Una vez superado este bache se centraron de nuevo en lo que importaba: la salvación. En plató, como no podía ser de otra forma, las opiniones estaban divididas y había bandos para todos los gustos. También hubo una bronca bastante áspera entre Javier Tudela, hijo de Makoke, y Mila Ximénez, que despreció a su madre: «Siempre que sale mu madre tienes que hablar mal de ella, y es porque le tienes envidia». La tensión fue aumentando, al igual que el volumen de los gritos, y JJ tuvo que intervenir para poner orden.

La audiencia decidió salvar de la expulsión a Miriam. La peruana ya había estado nominada en numerosas ocasiones, pero en todas ellas se salvó en la gala del jueves por la mínima. De este modo, será El Koala o Verdeliss quien se marche de Guadalix este jueves.