ES NOTICIA EN ABC

Accidentes, desmayos y test de embarazo: Los momentos más surrealistas de «Sálvame»

El programa de las tardes de Telecinco ha vivido situaciones que pocas veces se han llegado a ver en televisión

Carlota Corredera y Kiko Hernández mientras Anabel Pantoja se somete a un test de embarazo
Carlota Corredera y Kiko Hernández mientras Anabel Pantoja se somete a un test de embarazo - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

A lo largo de sus diez años de vida, «Sálvame» se ha caracterizado por ser capaz de cualquier cosa en pleno directo. El entretenimiento lo llevan por bandera, más incluso que informar sobre el corazón, y esto lo han demostrado día a día. «Sálvame» se ha convertido, por derecho propio, en el programa en el que cualquier cosa puede pasar. Sino que se lo digan a sus colaboradores, que han estado viviendo situaciones que jamás pensaban que vivirían en pleno directo.

El último momento estrambótico que han visto en «Sálvame» ha tenido como protagonista a Anabel Pantoja. La sobrina de la tonadillera se ofreció voluntaria para someterse a un test de embarazo, después de que Raquel Bollo, que podría estar embarazada, se negara a hacerlo en el programa. Como no querían tener que tirar el test a la basura, Pantoja accedió a hacer la prueba.

Acomapañada por Kiko Hernández y Carlota Corredera, Anabel se dispuso a hacerse el test en el baño —al que entraron las cámaras— y esperaron para descubrir el resultado de la prueba. Sin embargo, por desgracia para todos, Anabel Pantoja no realizó la prueba de forma correcta, por lo que el resultado no es válido.

Pero este no ha sido el único test de embarazo que se ha realizado en pleno «Sálvame». María Lapiedra ya se sometió a la prueba para poder saber si estaba embarazada de Gustavo González. De igual forma, esta misma prueba se la ofrecieron a Sofía Suescun para saber si esperaba un hijo de Alejandro Albalá, pero finalmente no accedió. Además, en 2011 Paqui «La coles» también se sometió a la prueba en directo, en donde descubrió que, efectivamente, estaba embarazada.

De igual forma, Paqui «La coles» fue también una de las protagonistas de uno de los momentos más recordados de «Sálvame». Estando embarazada, tuvo una fuerte discusión con Lydia Lozano. Llegó hasta tal punto que terminaron ambas explotando, e incluso tuvieron que retenerlas para evitar que llegaran a las manos. Finalmente Paqui terminó desplomándose en el suelo desmayada.

Otro de los grandes y habituales momentos con los que «Sálvame» deleita a sus espectadores son los disfraces. De todos los tipos, colores y gustos. Desde Gandhi, pasando por tarta de cumpleaños, hasta Mortadelo han sido recreados en «Sálvame» por sus colaboradores. Pero uno de los más recordados fue el de Gustavo González posando junto a María Lapiedra disfrazado de David el Gnomo.

De igual forma, Chelo García Cortés también fue protagonista de uno de los momentos más ridículos de la historia de «Sálvame». El pasado verano sufrió en su localidad natal una aparatosa caída que provocó que perdiera alguna pieza dental. El programa se hizo eco del suceso y acudió hasta Castelldefels para conocer el estado de salud de su colaboradora. Además, estuvieron recreando lo sucedido, y, además, mostraron imágenes del estado de la boca de la colaboradora minutos después del accidente.

Gustavo González, junto a María Lapiedra, disfrazado de David el gnomo
Gustavo González, junto a María Lapiedra, disfrazado de David el gnomo - MEDIASET ESPAÑA

Lydia Lozano y el agua

Si hay una cosa a la que temen en «Sálvame» es al agua. El líquido elemento ha estado muy presente en los instantes más trágicos del programa. De hecho, ha estado a punto de causar más de una desgracia. Lydia Lozano, en plena batalla acuática, se descalzó para evitar ningún susto. Sin embargo, el resbaladizo suelo del plató le jugó una mala pasada y terminó resbalando y cayendo de costado, en una aparatosa caída que requirió de la asistencia del personal médico de la cadena.

De igual forma, Lydia Lozano de nuevo volvió a sufrir las consecuencias del agua en sus carnes este mismo año. En medio de una broma, Kiko Hernández le echó agua en el pelo a Rafa Mora, quién tenía pensada ya su venganza. Hernández intentó replicar el gesto con su compañera Lozano, quién opuso resistencia. Pero lo que no esperaba era que Mora, por la espalda, se acercara y le vaciara toda una botella en su cabeza. Por suerte, esta vez no pasó más allá de un mero enfado.

Pero uno de los grandes momentos de la historia de «Sálvame» estuvo protagonizado por Aramís Fuster. La eminencia mundial en ocultismo acudió al programa después de haber sufrido un accidente. Apenas podía andar hasta que, de repente, el programa encontró imágenes en las que se podía ver cómo podía caminar perfectamente.

«¡Milagro!», gritaba en bucle Paz Padilla, ante una Fuster que no se podía creer que la hubieran grabado a escondidas. Ante esta situación, la eminencia mundial en ocultismo decidió abandonar el programa, pero con la misma lentitud con la que había aparecido por la puerta de «Sálvame». Por eso, Kiko Hernández y Paz Padilla la siguieron cantándole una saeta para despedirla. Ante todo esto, Aramís Fuster espetó en varias ocasiones «¡Que os den!», y prometió no volver nunca al programa.