ES NOTICIA EN ABC

Sálvame El abrazo histórico entre Mila Ximénez e Isabel Pantoja en «Sálvame»

La artista y la colaboradora han olvidado sus problemas judiciales y parecen haber iniciado una nueva amistad

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El fichaje de Isabel Pantoja por Mediaset está otorgando a Telecinco una rentabilidad notable. Aquellas llamadas a «Sálvame» cuando su hija «Chabelita» entró a concursar a «Gran Hermano VIP» fueron el preludio de que la enemistad de la tonadillera con la cadena de Paolo Vasile estaba próxima a tocar a su fin. En esas conversaciones telefónicas Isabel Pantoja comenzó a tejer la que, a todas luces, sería una relación provechosa para ambas partes.

Después de aquello llegó «Supervivientes», el reencuentro de Pantoja con su examigo Jorge Javier Vázquez y con un buen número de tertulianos que durante años habían criticado las relaciones personales de la dueña de Cantora. Pocos, a excepción de los familiares y amigos que trabajan en la cadena, conocían de primera mano la verdadera vida de la tonadillera, pero opinar es gratis y los problemas judiciales y personales de Isabel Pantoja han rellenado casi a diario minutos en «Sálvame» y sus programas sucedáneos.

El periplo de Isabel Pantoja por Honduras ha otorgado a la tonadillera lo que tanto estaba buscando: la redención de la audiencia. La cantante, a menudo dibujada como una persona soberbia y caprichosa, ha mostrado su cara más amable y divertida y se ha metido a un buen sector del público en el bolsillo, pero también a los colaboradores que un día atacaron sus puntos más débiles. Una de ellas ha sido Mila Ximénez, otrora archienemiga de Isabel Pantoja. En 2003, la periodista no dudó en convertirse en el gran azote de la tonadillera que terminó, como no podía ser de otra forma, interponiendo a Ximénez una demanda por «calumnias continuadas». Tras años de batallas en los juzgados, en 2009 Mila Ximénez fue condenada a pagar más de 6.000 euros a la cantante.

En 2015, además, Pantoja volvió a denunciar a Ximénez por atribuirle «una relación sentimental de carácter más íntimo con Encarna Sáncehz y María del Monte». «Llevo siete años aguantando a la mosca cojonera esta», llegó a decir Ximénez en referencia a sus constantes problemas judiciales con Pantoja.

Cambio de tercio

Telecinco calificó el abrazo de ayer entre Isabel Pantoja y Mila Ximénez de «historia de la televisión» y quizá sí lo sea en el seno de Mediaset, donde la cantante ha marcado la agenda en buena parte de sus programas. «Ahora me van a llamar pelota», dijo Ximénez antes de lanzarse ayer a los brazos de Pantoja. Tanta intesidad alcanzó el encuentro que incluso la periodista bromeó con vivir con la artista en su finca, Cantora. «Yo no le he hecho nada, ni ella a mi», concluyó Pantoja pareciendo haber olvidado la sentencia condenatoria por injurias y calumnias. Al parecer, el apoyo que Mila Ximénez brindó a Kiko Rivera durante la participación de este en «GH Dúo» habría hecho cambiar de opinión a Pantoja, que también recibió los elogios de Mila durante su estancia en «Supervivientes».

En los pasillos de Mediaset no solo estaba Mila Ximénez. La comitiva para saludar a Isabel Pantoja la integraban, entre otros, Víctor Sandoval, Paz Padilla y Gustavo González quien, a pesar de haber criticado también a la cantante, selló la paz con un tímido beso en la mejilla.

Cabe recordar que el millonario contrato entre Mediaset e Isabel Pantoja impide que en Telecinco se hable sobre el pasado de la cantante en prisión. Aunque la propia artista ya hizo referencia a su paso por la cárcel tras sufrir un ataque de ansiedad en el programa, jamás ha llegado a pronunciar la palabra maldita, refiriéndose a la prisión como «aquel lugar en el que estuve».