ES NOTICIA EN ABC

Islandia, multada porque sus representantes mostraron una bandera palestina durante Eurovisión

La organización del festival alega que las reglas prohíben «la politización del evento»

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Pasaron toda su promoción hablando sobre Palestina, lanzando mensajes en contra del gobierno israelí y augurando su desacato a las normas que rigen Eurovisión: dejar la política a un lado. Fueron avisados en repetidas ocasiones desde la televisión pública israelí que organizó el Festival, la KAN, y quizá por ello, se comportaron en la semifinal y también durante su actuación en la final del sábado, pero una vez que estaba todo decidido, los islandeses Hatari, que representaron a su país en Tel Aviv, decidieron sacar su pancarta «Free palestine» («Palestina libre») en el momento en que conocieron los puntos del televoto.

Las consecuencias han llegado ahora, cuatro meses después y cuando la próxima edición (Róterdam 2020) ya está en marcha. Los organizadores del certamen han multado a Islandia por mostrar las pancartas con la bandera palestina en Tel Aviv, «violando la regla 2.6 que prohíbe la politización del evento», según informa la Unión Europea de Radiodifusión (UER) en un comunicado.

Esa misma norma establece que son los «organismos de radiodifusión participantes» los que deben tomar medidas para asegurarse de que su equipo no esté «politizado ni instrumentalizado». Por ello, la UER ha decidido sancionar económicamente a la emisora pública islandesa «de acuerdo con las normas del concurso». Lo que no ha trascendido es la cuantía de la multa.

Pero la polémica de la edición de este año no termina ahí. También Madonna, que actuó en el descanso y adelantó varios temas de su último disco fue criticada por utilizar el escenario de manera política y sacar banderas palestinas junto a las israelíes. Sin embargo, la multa de 390.000 euros que le ha llegado a la reina del pop esta misma semana por parte de los organizadores se basa en que no cumplió con el contrato, ya que la artista no asumió unos gastos que le prestó la KAN y acordó asumir ella y su equipo.