Es Noticia

Francia Madame Monsieur Mercy, la historia del bebé que inspiró el tema de Francia en Eurovisión 2018

Madame Monsieur compuso su tema para el festival tras leer la noticia de un bebé que nació a bordo de una embarcación de rescate en el Mediterráneo

Sigue la final del Festival de Eurovisión 2018 en directo

La actuación de Amaia y Alfred en Eurovisión 2018 para representar a España

Mercy es la inspiración de la propuesta francesa para el festival de Eurovisión
Mercy es la inspiración de la propuesta francesa para el festival de Eurovisión - @ericvalmir
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«He nacido esta mañana y me llamo Mercy. Me han tendido una mano y estoy viva. Soy de esos niños que el mar ha tomado», dice la canción de Madame Monsieur, la propuesta con la que Francia intenta ganar el festival de Eurovisión por sexta vez. El dúo francés compuso Mercy («gracias», en francés o «misericordia», en inglés) tras leer en la prensa la historia de un bebé que vino al mundo a bordo del Aquarius, la embarcación humanitaria que utiliza la ONG SOS Mediterráneo. Su madre, embarazada de ocho meses y medio, decidió dejar Libia (incluido a un hermano de la pequeña) y venir a Europa en busca de un mundo mejor. Porque, como dice la canción, «no había nada que perder, solo la vida».

Un año más tarde, un periodista de «France Inter» ha vuelto a encontrar al bebé, (que ahora ya tiene algo más de un año) y a su madre. Juntas llegaron al puerto de Catania, en Sicilia, el 21 de marzo de 2017 y se instalaron en uno de los campo de refugiados más grandes de europa. Su madre, nigeriana, no conocía la canción que Madame Monsieur compuso tras leer su historia en «Nice-Marin» y se mostró visiblemente emocionada cuando los periodistas le dejaron escuchar la versión en inglés que ha lanzado el dúo de cara a la promoción eurovisiva. «La canción cuenta lo que simboliza la esperanza en el horror. Es un testimonio», dijo Emilie Satt, la cantante.

Cuando se separó de su marido en Libia, como medida de huir de las redes de trata de personas, optó por intentar salir, por mar, del país. Su hija mayor se quedó en Nigeria. Ahora, con la ayuda de los abogados de varias organizaciones, tratan de establecerse en algún país europeo. Con su pequeña sana y salva, guarda la esperanza de encontrar un empleo con el que poder seguir viviendo y empezar, de verdad, una nueva tras la sorpresa a bordo del Aquarius.

Los representantes franceses se mostraron encantados después de que los periodistas encontraran a Mercy y difundieran públicamente la foto de la pequeña.