ES NOTICIA EN ABC

Eurovisión 2019 Miki, orgulloso candidato español: «Voy a cantar y viajar, mis dos pasiones»

El catalán acaparó la mitad de los votos de la audiencia con sus dos propuestas

Miki, representante español en Eurovisión 2019
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El próximo representante español en Eurovisión será Miki. En la noche del domingo consiguió que su propuesta, «La venda», reuniera el 34 por ciento de los votos del público. Por detrás quedó María, la gran favorita con «Muérdeme» (22 por ciento), y en tercer lugar el dúo de Natalia y Miki (que obtuvo un 14). Lo que estaba claro es que España apoyaba a Miki: sumando las dos propuestas, el catalán convenció a uno de cada dos votantes. Aunque, según confiesa, nunca se imaginó que fuera él quien tomara el relevo a Amaia y Alfred. En su primera rueda de prensa tras ser elegido candidato, Miki se ha mostrado sonriente, muy contento y, sobre todo, orgulloso por poder representar a su país en un certamen tan importante.

«Todavía no me lo creo, pero es muy guay. Ahora mismo estoy pensando todo el rato: !qué divertido", voy a trabajar muchísimo y a hacer todo lo que me gusta: viajar y hacer música, mis dos pasiones de siempre», cuenta. Con «La venda» consiguió organizar una auténtica fiesta en plató, que convenció también a los telespectadores de la gala. Define su tema como «el equilibrio entre la elegancia y la diversión». En sus propias palabras, las vendas son esos prejuicios «que no nos dejan ver», y quitarlas es la manera de «ser libres, al final». Ahora, según cuenta, no se imagina en un escenario si no es rodeado de los suyos, de su banda, «los amigos de siempre, con los que llevo tocando desde la infancia», pero esos temas aún están por cerrarse. Por delante, la delegación española tiene cuatro meses de intenso trabajo. De los 42 países que viajarán hasta Tel Aviv este año, la de España es la segunda propuesta en conocerse (además de la de Albania).

Amable y cercano, Miki tiene unas palabras de cariño para sus padres, «que han perdido dinero para que yo pudiese tocar en salitas, y esto ahora me llena de orgullo, me emociona». No tendrá que preocuparse, eso sí, por el inglés, ya que ha ejercido como profesor. El catalán que no le tiene miedo a nada, pero añade: «Tan solo a defraudar, a no estar a la altura», y confiesa tantas ganas por empezar a trabajar ya que promete dar todo lo que pueda «para quedar lo mejor posible» tras unos años con España condenada a las últimas posiciones.

Miki es el tercer artista catalán que acudirá a Eurovisión por España en los tres últimos años. Antes, como él, han pasado Manel Navarro y Alfred García. Consciente de las polémicas con estos temas, parece mosquearse cuando defiende que el festival «no va de política»: «Quien lo use políticamente es que no sabe lo que es Eurovisión». Según cuenta, en lo único que podía pensar tras la gala era «disfruta, aprende, empápate de todo: y es justo lo que voy a hacer».

El culpable detrás del éxito de Miki es Adrià Salas, el cantante de La Pegatina, por quien ha mostrado públicamente su admiración. También él parece orgulloso del resultado: «Necesito un par de días en casa solo para descansar y tranquilizarme». La jefa de la delegación española en Eurovisión, Ana María Bordas, le añade que «lo que nos vamos a preocupar es que la escenografía sea estupenda, y vamos a hacer todo lo posible para que así sea». Está por ver si, al final, serán sus compañeros de toda la vida los que se suban junto a Miki al escenario del Centro de Convenciones de Tel Aviv. Su deseo, eso sí, está claro: «Cuanto más cerca esté del público, más contento estaré. Si puedo transmitirles desde más cerca esa alegría, yo encantado».