ES NOTICIA EN ABC

Eurovisión cuesta a RTVE una media anual de 400.000 euros

De los últimos diez años, los de Barei y Manel Navarro han sido los que mayor desembolso han supuesto para el ente público, el de menor coste fue el de Soraya Arnelas

La final de Eurovisión 2019 en directo

Relación de gastos y puestos obtenidos por los diferentes representantes españoles de los últimos diez años
Relación de gastos y puestos obtenidos por los diferentes representantes españoles de los últimos diez años - Belén García-Pozuelo/ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La participación española en el Festival de la Canción ha ido acompañada de numerosos momentos y anécdotas, pero también de gastos. Unos costes que, desde 2009 a 2018, se han convertido en millonarios: 4.056.693,13 euros en total. Según los documentos que ha facilitado RTVE a este diario a través de la Ley de Transparencia, la participación de España del pasado año no fue la que supuso mayor desembolso, pero la de 2017 fue la segunda más cara de la última década.

Ese fue el año de Manel Navarro, cuya actuación y retransmisión a través de la televisión pública superó los400.000€. De la misma manera ocurrió con Amaia y Alfred. En estas dos ocasiones, España quedó en antepenúltimo y último lugar, respectivamente. Unos resultados que forman parte de las ocho veces en las que España estuvo en diferentes posiciones de la parte más baja de la tabla, quedando tan solo en dos ocasiones entre los diez primeros países.

Detrás de las clasificaciones de los últimos diez años se esconde un gasto medio de 405.669,31€, según los cálculos elaborados a partir de los datos facilitados por RTVE y en respuesta parlamentaria. Como muestra el gráfico, el promedio indicado se superó en el año de Lucía Pérez (2011), Pastora Soler (2012), Barei (2016), Manel Navarro (2017) y Amaia y Alfred (2018). En las otras cinco ocasiones la Corporación pública no alcanzó el desembolso medio. Ocurrió con Soraya Arnelas (2009), Daniel Diges (2010), El Sueño de Morfeo (2013), y con Ruth Lorenzo y Edurne en 2014 y 2015, respectivamente.

Edurne durante su actuación en Viena (Austria), sede de Eurovisión 2015
Edurne durante su actuación en Viena (Austria), sede de Eurovisión 2015 - REUTERS

En este periodo de tiempo, el año en el que la participación en Eurovisión supuso mayor un desembolso para la Corporación pública, fue en 2016, con Barei. Quedó la cuarta por el final de la tabla. La diferencia de gasto con respecto a Manel Navarro, cuyo Festival fue el segundo más caro de la década, fue de 144.00€. El artista catalán dejó a su país en última posición. Según ha podido saber este diario, los gastos totales de RTVE por la participación en la edición de la que fue protagonista el jóven, ascendieron a 445.091,58€.

De esta cifra total se desprenden los importes por 15 conceptos, entre el que destaca los derechos de retransmisión de la final y las dos semifinales. En el caso de Manel Navarro supuso un 63% sobre el gasto total, es decir, 279.660,00€. Los espectadores que siguieron la actuación por la cadena pública vieron que el representante español consiguió el puesto más bajo de la última década tras obtener seis puntos. «Me habría gustado que hubiéramos quedado mejor, pero el resultado es el que es», dijo un mes después ante la sesión de control del Senado el presidente del ente público, Sánchez Domínguez. «Estamos trabajando para lograr que el próximo año el resultado sea mejor que el de este», afirmó. Y así fue, aunque no mucho más.

Llegó 2018 y Amaia y Alfred quedaron los antepenúltimos, con 61 puntos. El gasto total fue de 414.048,57€, según el documento que RTVE ha facilitado a ABC a través de la Ley de Transparencia. De esta cantidad, dos terciosdel coste (278.381,05€), corresponden a losderechos de retransmisión de la final y las dos semifinales.

El tercer importe más elevado, tanto en 2017 como en 2018, es el de gastos «artísticos». En el caso de Amaia y Alfred fueron de 42.657,85€, mientras que en el de su antecesor, Manel Navarro, ascendieron hasta los 58.700,00€. Resulta destacable la diferencia que hubo entre un año y otro por el alojamiento y las dietas. En la edición celebrada en Lisboa, y de la que participó el dúo musical en 2018, el coste por las percnoctaciones y las comidas fueron de 12.390,80€; un año antes, en Kiev, el equipo de Manel Navarro llegó a casi triplicar la cifra, con 31.143,17€.

Mayor gasto, peores resultados

A pesar de los datos de los últimos años, a lo largo de esta década RTVE no ha sobrepasado siempre los 400.000€ anuales por la participación y emisión de Eurovisión. Es más, cuanto menor ha sido el gasto, mejor ha sido el resultado obtenido por España. Así ocurrió en tres de estas cinco ocasiones: el puesto en la clasificación fue mejor, y por menos dinero, con Daniel Diges (2010), Ruth Lorenzo (2014) y Edurne (2015). Las excepciones fueron Soraya Arnelas, que participó en 2009, y El Sueño de Morfeo, en 2013. Estas cifras, que aparecen detalladas en el gráfico superior, fueron desveladas por el presidente de RTVE ante la Comisión Mixta de Control Parlamentario tras una pregunta del político Ricardo Sixto.

En el caso opuesto se cumple que, a mayor gasto, los resultados obtenidos no son mejores. Durante los años en los que el coste por la participación en Eurovisión superó los 400.000€, a España le fue peor. La representante española de 2016, Barei, quedó cuarta por el final de la tabla, una posición que fue empeorada por Manel Navarro tras quedar último en 2017. Amaia y Alfred mejoraron la clasificación de su antecesor, logrando la antepenúltima posición. «Que me quiten lo bailao», nombre de la canción de Lucía Pérez, no superó el penúltimo puesto en 2011. En esta ocasión, la excepción fue Pastora Soler (2012) al conseguir quedar en décimo lugar, una de las mejores clasificaciones de esta década junto a la de Ruth Lorenzo, como se puede observar en el gráfico.

El gasto millonario de la última década no solo ha ido acompañado de resultados, también de opacidad. Este año ha sido la primera vez que han trascendido los costes por la escenografía, el alquiler de estructuras e iluminación de la actuación de Miki. Ambos conceptos suman un total de 83.713€: según la plataforma de contratación del Ministerio de Hacienda, de esa cantidad, 48.763€, con impuestos incluidos, pertenecen al gasto por la escenografía y 34.950€, sin impuestos, a las estructuras e iluminación necesarias para el número, como indica el Portal de Licitación de RTVE.