Es Noticia

Eurovisión 2019 Diversas personalidades británicas exigen a la BBC que boicotee Eurovisión 2019

Cincuenta artistas piden protección para los palestinos «contra el robo de tierras, las expulsiones, los fusilamientos y los golpes de las fuerzas de seguridad israelíes»

Ruters
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando Netta Barzilai consiguió hacerse con el primer puesto en Eurovisión 2018, algunos ya avisaron de que varios países tendrían más reticencias a la hora de acudir a participar a cualquier ciudad israelí debido al conflicto con Palestina. Lo cierto es que unos cuantos meses después, tan solo una delegación anunció que no participaría en el certamen, y fue Bulgaria pero alegando motivos económicos. Sin embargo, han sido otros colectivos los que han mostrado su desacuerdo ante sus propios países porque acudan a Tel Aviv, que acogerá el festival de Eurovisión 2019.

En esta ocasión han sido diversas personalidades influyentes británicas como Peter Gabriel, Ken Loach, el cineasta Mike Leigh, el músico Roger Waters, la banda Wolf Alice o la diseñadora Vivienne Westwood las que han firmado un manifiesto a favor de que la BBC boicotee el festival. «Por mucho que sea un entretenimiento ligero, no está exento de consideraciones ligadas a los derechos humanos y no podemos ignorar la violación sistemática de los derechos de los palestinos», aparece en el manifiesto hecho público en «The Guardian».

A pesar de que reconocen como positivo el hecho de que el certamen se celebre en Tel Aviv y no en Jerusalén, ya que la parte oriental de esta ciudad, principalmente palestina, está ocupada por Israel, pero añaden que «esto no contribuye en nada a la protección de los palestinos contra el robo de tierras, las expulsiones, los fusilamientos y los golpes de las fuerzas de seguridad israelíes».

«Cuando la discriminación y la exclusión están tan profundamente ancladas, la voluntad de Eurovisión 2019 de celebrar la diversidad y la inclusión suena hueca». La canción que representará a Reino Unido debe ser elegida el 8 de febrero durante un programa de la televisión pública BBC. Por su parte, la televisión pública británica ha rechazado cualquier intento de boicot al festival. «No es un evento político», contó a AFP. «La competición siempre respaldó los valores de amistad, inclusión, tolerancia y diversidad, y pensamos que no sería apropiado utilizar la participación de la BBC con fines políticos»

También colectivos LGTB+

Por otra parte, más de 60 grupos de todo el mundo de lesbianas, gais, bisexuales y transgénero (LGTB+) han condenado esta semana el uso que consideran hace Israel de Eurovisión, con fuerte apoyo de este colectivo, y pidieron boicotear el evento por su política hacia los palestinos. Los firmantes acusan a Israel de «avanzar su agenda Pinkwashing (Lavado Rosa)» por «el uso cínico de los derechos de los homosexuales para distraer y normalizar la ocupación israelí, el colonialismo y el apartheid».

Los grupos LGTB+ criticaron que Israel celebrara el pasado 14 de mayo un concierto en Tel Aviv de la ganadora de Eurovisión 2018, Netta Barzilai, durante la jornada más mortal de las protestas semanales que se celebran en Gaza, cuando murieron 62 palestinos por disparos del Ejército israelí. «Tenemos una razón para estar felices», reprocha el manifiesto que Barzilai dijera al inicio del concierto y censura que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, la haya calificado como «la mejor embajadora de Israel».

El manifiesto comienza con los disturbios de Stonewall de 1969, que marcaron el inicio de la normalización del colectivo LGTB «contra el acoso y la violencia», dicen, y presenta un paralelismo con la llamada Gran Marcha del Retorno en Gaza, que comenzó en marzo.

La petición, iniciada por los grupos LGTB+ palestinos «al-Qaws», «Pinkwatching Israel» y «Aswat (Centro feminista palestino para las libertades sexuales y de género)» incluye apoyos de Honduras, España, Reino Unido, Portugal y Estado Unidos, entre otros, y está ligado al Movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). «Las comunidades LGTBQIA se niegan a permitir que el régimen de opresión israelí utilice la liberación trans y queer como una cortina de humo progresiva para ocultar su opresión violenta hacia los palestinos», valoró la directora de alQaws, Haneen Maikey.