Es Noticia

Eurovisión 2018 Así es Netta, la insólita ganadora de Eurovisión 2018

Un aspecto excéntrico y una escenografía propia de los dibujos manga otorgaron a Israel el primer puesto en el festival

¿Por qué participa Israel en Eurovisión?

Netta, tras proclamarse este sábado ganadora del Festival de Eurovisión 2018 - AFP / Vídeo: Israel se alza como ganador de Eurovisión 2018
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

¿Quién es Netta Barzilai, la ganadora del festival de Eurovisión? Es la pregunta que muchos de hacen este domingo con la resaca del festival todavía vigente. Una joven que nada tiene que ver con el prototipo de ganadores de los últimos años, pero que conquistó este sábado a Europa con su canción «Toy».

Esta mujer de 25 años, representante de Israel que afirma ser «bella y sexy», se subió al escenario de Altice Arena, espacio donde tuvo lugar el festival, bailando como una gallina y con un mensaje muy importante, más teniendo en cuenta el movimiento #MeToo que ha despertado en todo el mundo durante los últimos meses: «el despertar del poder de las mujeres y la justicia social, envuelto en una atmósfera festiva», tal como la propia Netta afirmaba.

Con un look poco habitual y una escenografía que se acercaba a la tendencia manga, Netta confirmó lo que las casas de apuestas llevaban semanas prediciendo: su victoria en el festival de Eurovisión 2018. Así, la representante de Israel salió a actuar con un colorido kimono y un aspecto peculiar y estrafalario.

En su país, Netta logró la fama al ganar el programa televisivo «Rising Star» —un equivalente al Operación Triunfo de España, de donde salieron Amaia y Alfred— donde sorprendió con su «looper» acústico —dispositivo que graba su voz y la reproduce después como un eco— y aseguró haber adquirido la capacidad para enfrentarse a sus miedos.

Esta joven creció con sus dos hermanos en Hod Hasharon, en la región de Tel Aviv. Cuando aún era una niña, sus padres se mudaron a Nigeria, lugar en el que vivió durante cuatro años y donde absorbió los ritmos africanos de las nanas que le cantaban sus niñeras.

De vuelta a Israel, Netta estudió jazz en la Escuela de Música Rimon, una de las más prestigiosas de su país.

Aunque parecía que la chipriota Eleni Foureira iba finalmente a hacerse con el primer puesto, una disputada final terminó premiando a Netta, una insólita ganadora que con sus extravagancias y excentricidades ha logrado conquistar a toda Europa.