ES NOTICIA EN ABC
Eurovisión 2019

Australia y Grecia destacan en la primera semifinal de Eurovisión y San Marino vuelve tras cuatro años fuera

Miki ha protagonizado el momento más vergonzoso de la noche tras sacar el presentador una foto suya sin camiseta

Eurovisión 2019 en directo, la gran final

Australia ha llevado al escenario una de las mejores puestas en escena de la primera semifinal
Australia ha llevado al escenario una de las mejores puestas en escena de la primera semifinal - Reuters
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este martes ha comenzado oficialmente Eurovisión 2019, y ya hay diez países que esperan a sus contrincantes en la final del sábado. En la gala, celebrada en la Expo de Tel Aviv, lo más destacado ha sido, tal y como se esperaba, la propuesta australiana además de la griega y de la chipriota. Una hora y cuarto de propuestas en las que ha faltado alguna de las grandes favoritas de este año, que casi todas cayeron en la semifinal del próximo jueves.

Ya tienen su plaza en la final del sábado Grecia, Bielorrusia, Serbia, Chipre, Estonia, República Checa, Australia, Islandia, San Marino y Eslovenia. Se quedan fuera, por tanto, Hungría, Georgia, Portugal, Montenegro, Bélgica, Polonia y Finlandia.

Impactante ha sido la puesta en escena de Australia, que recrea el título de la canción, «zero gravity» y esa «gravedad cero» a la que hace referencia. Como flotando en el escenario, Kate Miller y sus dos bailarinas de detrás, han eclipsado al pabellón entero, pero también al resto de Europa, a pesar de la distancia geográfica respecto a su país. Totalmente opuesto a ella, los islandeses Hatari han subido su «bondage industrial» para poner la nota diferente de la noche, fuego incluído.

Serhat, reincidente eurovisivo, ha conseguido que San Marino vuelva a una final de Eurovisión, hito que el pequeño país solo había conseguido previamente en 2014. A pesar de que participan desde 2008, esta había sido hasta el momento su primera clasificación. Su «Say na na na», esta vez sí, a pasado el corte que no consiguió pasar él mismo en 2016. Se quedan fuera propuestas como la de Bélgica o la del DJ Darude por Finlandia, pero también el folk polaco que proponía Tulia.

Esta vez era el turno de votar para España además de Francia (por pertenecer al Big Five) y del país anfitrión, Israel. En la gala se ha podido ver, además, un minuto de la que será la actuación de estos países con la puesta en escena incluida. Ahí ha tenido lugar, precisamente, el momento más vergonzoso de la noche y lo ha protagonizado Miki, cuando el presentador de la gala, «muy contento de tenerlo al lado» porque tiene marido español, ha sacado una foto gigante de Miki sin camiseta. El catalán, que no sabía donde meterse, ha contestado sonrojado intentando explicar el significado tras «La Venda».

La gala comenzó con una recreación del proceso de aprendizaje de la ganadora de este certamen en 2018, la israelí Netta, que se ha presentado ante los espectadores de un gato gigante para interpretar una nueva versión remixada de «Toy», el tema con el que alcanzó la victoria en Lisboa.

Otra de las actuaciones estelares de esta primera semifinal ha sido la de Dana International, que ha interpretado su versión de «Just the way you are», un tema de Bruno Mars con el que ha animado al público a besarse con una «Kiss cam».