ES NOTICIA EN ABC

GH VIP Telecinco, Reserva de la Biosfera

Miriam se creerá que ha ganado 100.000 euros, pero lo que ha ganado en realidad son unas cadenas de oro que la atan a Telecinco

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Jorge Javier dice que «Gran Hermano VIP» es como una novela de Galdós. Yo digo que «Gran Hermano VIP» no da para llenar tantas páginas y es más bien una cita del Génesis (polvo eres y al polvo volverás) en versión Telecinco: Basura eres y a la basura volverás. Es por eso que no se puede escribir una novela sobre «Gran Hermano VIP», porque es un programa basado en el eterno retorno de lo

mismo.

Una novela es novela porque sus personajes están en un sitio en la primera página y en otro distinto en la última, pero eso no sucede así con los concursantes de «Gran Hermano VIP», que Telecinco son y a Telecinco vuelven.

Si hubiera que buscarle un parangón literario al programa sería algo así como una fusión entre «El señor de las moscas» y una de esas pasteladas que hace Albert Espinosa. Miriam Saavedra encarna a la perfección esa pulsión esquizofrénica que oscila entre despellejar al prójimo y mostrarse tierna y adorable. Parece que al público le pirran esas personalidades excesivas, estruendosas y con su punto de crueldad. Ingenua de ella, creerá que ha ganado 100.000 euros, pero lo que ha ganado en realidad son unas cadenas de oro que la atan a Mediaset.

Si el Ministerio de Medio Ambiente estuviese a lo que tiene estar ya habrían reconocido a Telecinco como Reserva de la Biosfera por ser el único organismo conocido que practica la autofagia. El canal de Vasile se alimenta solamente de sí mismo, de sus propios desechos y residuos. Se merecerían también la pegatina de cero emisiones y un reconocimiento a su labor filantrópica por facilitar la inclusión laboral de los más desvalidos de nuestra sociedad.