ES NOTICIA EN ABC

Sálvame La papada millonaria de Carmen Borrego

Nunca un trozo de piel resultó tan rentable

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Nunca un trozo de piel resultó tan rentable. Carmen Borrego, el durante años rostro más desconocido del clan Campos, es ahora uno de sus miembros más prolíficos. La hermana de Terelu, que ya protagonizó este verano varios especiales de «Las Campos» con los que logró resucitar a la desencantada audiencia de entregas anteriores, dio aire a un formato que parecía agotarse pero al que su papada, sin ninguna duda, regaló una segunda vida. El esperpéntico paso por quirófano de la menor de las Campos logró congregar a buena parte de la audiencia en su franja y, además, se convirtió en un filón que la cadena ha sabido rentabilizar varios meses después con notable éxito de audiencia.

Aquella primera operación de Carmen Borrego no fue más que el principio. Al programa, que muchos espectadores recordarán por la imagen de la colaboradora vendada como una momia, le siguieron las consecuentes entrevistas en «Sálvame» en las que Borrego pasó irremediablemente a formar parte de ese circo de trabajadores que se prestan a la burla en el decano formato de Telecinco. Todos pasan por el aro porque para todos es rentable. Al fin y al cabo, la fama es algo efímero, mucho más que una cuenta bancaria bien gestionada y ¿acaso alguien recordará ese trozo de carne de aquí a unos años?

El físico de Carmen Borrego ha sido una gallina de huevos de oro para Mediaset aunque la colaboradora, hastiada de las burlas en el programa, ha denunciado en una conocida revista que siente que no importa «absolutamente nada» a sus compañeros. Razón no le falta y, si no, echen un vistazo a la siguiente fotografía:

Este sábado Carmen Borrego volvió a «Sálvame» para dar la cara —nunca mejor dicho— y enfrentarse a sus compañeros. Era la hora (otra vez) de mostrar los efectos de esta segunda aunque no sabemos si última intervención. Telecinco, que domina como pocas cadenas el difícil arte del espectáculo televisivo, sabía cómo cebar una información tan poderosa. Historia de la televisión, como ya lo es el «chuminero» o el rostro vendado de la hija menor de María Teresa. Más de una hora estuvo Borrego sentada en un sofá con una mantilla negra cubriendo su rostro. La colaboradora escuchó la entrevista completa del programa a Chabelita con el manto negro sobre su cara para generar expectativas. Mientras la hija de Isabel Pantoja contaba sus idas y venidas, una inverosímil imagen en miniatura anunciaba que el «momentazo» estaba al llegar. Y llegó:

Cuando tocó el turno a Carmen Borrego los colaboradores no dudaron en levantarse y hacerle el pasillo. La pequeña de las Campos, con la mantilla en el rostro, desfilaba orgullosa por el plató ejecutando una especie de ceremonia como preludio a la buena nueva. «Me he sentido vejada como mujer», dijo después de participar en aquel espectáculo. Sonaba «Viva la vida», de Coldplay, cuando Patiño quitó el velo a Borrego y ella, orgullosa y de perfil, demostró una vez más que la papada había desaparecido. Para más inri, el programa pidió a los espectadores que dejaran sus comentarios en twitter con el hashtag #enfapapada:

Borrego, tal y como ella misma afirmó en «Sábado Deluxe», ya sabía a lo que se exponía al entrar en el mundo «Sálvame»: «No es nada malo ser colaboradora de este programa», afirmó para excusarse frente a aquellos que la critican por su exposición mediática. Claro que no, Carmen. Que te quiten lo bailao.