ES NOTICIA EN ABC

El «derroche» del ganador del Slumdog Millionaire indio

Sushil Kumar ganó el premio máximo de esta versión de «¿Quién quiere ser millonario?», pero su vida cambió muy poco

El «derroche» del ganador del Slumdog Millionaire indio
Imagen del concurso español «¿Quién quiere ser millonario?» - abc
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Sushil Kumar ganó la versión india de «¿Quién quiere ser millonario?», pero su vida cambió muy poco. BBC cuenta la historia de este humilde millonario en un artículo de Rajini Vaidyanathan. El ganador del popular concurso exhibe orgulloso su generador de 390 euros. «Aquí tenemos cortes de energía durante cuatro horas cada día. Antes no podía ver las noticias y mis programas favoritos de televisión, pero ahora no tengo este problema».

Kumar trabajaba en una oficina gubernamental en el estado de Bihar, uno de los más pobres del país, cuando se convirtió en la primera persona en ganar el popular concurso «Kaun Banega Crorepathi?» (¿Quién quiere ser millonario?). Se llevó 50 millones de rupias, casi 800.000 euros. Tal y como cuenta Vaidyanathan en su artículo, el concursante ganó en aquella velada más dinero del que hubiese ganado con su sueldo de unos 78 dólares mensuales en 800 años.

El hogar familiar se Kumar es muy básico. En él vive con su esposa, su madre y su padre, cuatro hermanos, dos cuñadas y un niño, 11 en total. «Debido a que vivimos en una ciudad muy pequeña, mis problemas económicos se han resuelto 100%», confiesa Kumar a BBC. «Creo que es un milagro, una bendición de Dios», dice. Tiene dinero como para comprar varios coches deportivos, pero este «Slumdog Millionaire» sólo es propietario de una moto, que es su único vehículo. «Estoy gastando mi dinero con cuidado», admite Kumar.

Según cuenta Rajini Vaidyanathan, la ropa que viste Sushil Kumar es la que tenía antes de ser millonario, pero el ganador del concurso planea construir una casa donde pueda vivir cómodamente toda su familia. «Cada habitación tendrá un cuarto de baño», anuncia Kumar al periodista. El ganador del «¿Quién quiere ser millonario?» indio pagó las deudas de su hermano, compró algunas joyas para su mujer y metió el dinero restante en el banco. «Antes sólo podíamos comprar medio litro de leche, pero ahora tenemos dos o tres litros. Antes no podíamos comprar verduras caras, pero ahora nos lo podemos permitir, todo esto ha cambiado. Ahora nuestros hijos serán muy bien educados», dice.