ES NOTICIA EN ABC

Ylenia

Si Romeo y Julieta se escribiera ahora, ella treparía como posesa por el balcón de él

Ylenia
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Muérdeme la tetilla, dijo Labrador y cuando la chica accedió supimos que se trataba de un programa a la altura de Confianza Ciega, ese reality en el que nuestra fe en la novia se esfumó con Nube.

Si Jersey Shore trataba de describir al guido, cuando ya sabíamos por Berlusconi lo que era un guido, Gandía nos enfrenta a la realidad española: si Romeo y Julieta se escribiera ahora, ella treparía como posesa por el balcón de él. Romeo es Abraham, bello y Pelayo, con la nalga pimpante cuando yace ajeno como en el Dog Man Star de Suede. Y Labrador, que es émulo de Rafa Mora en el mester de chulería de la disco ché. Pero la estrella es Ylenia, porque si Jwoww es Core (Hardcore si bebe), ella hace de Sammi enamorada y de Snooki con sus churretes de haber llorado y su maquillaje de desconsolada naranja mecánica. Sale guapísima, moviendo el trasero como si estuviera enchufada a un vibro shaper, pero llega como la Kim McGuire de Cry Baby.

Ylenia la lía parda al alba, luego se arrepiente un poco. Enfatiza los ¿vale? de Belén Esteban con el atropello del mejor Pocholo (¡insincera!). Ellas se pelean, ellos se buscan el oblicuo (nuevo canalillo). Son como las cohortes de Mishima, que no se musculaban por ellas, sino por algún fin más alto y difícil. ¿Un suicidio ritual en el sol y acero de Gandía?