ES NOTICIA EN ABC
Medios y redes

La absorción de La Sexta por Antena 3 liquida el modelo de TV de Zapatero

La Asociación de Anunciantes denuncia que ahora dos grandes grupos controlarán el 85% del mercado. La cadena de Planeta cederá un 7% fijo, más un máximo de otro 7% a pagar en varios años, condicionado a los resultados

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Con la absorción de La Sexta por parte de Antena 3 ratificada este miércoles, el paisaje televisivo viaja en el tiempo hasta la era pre-Zapatero —sin terminar siquiera su mandato—, con dos grandes grupos como dominadores del mercado.

La nota conjunta de ambas compañías hablaba no obstante de «un nuevo orden». En 2005, el Gobierno aprobaba la reconversión de la señal analógica de Canal+ en Cuatro y la concesión de una nueva licencia para La Sexta. El retroceso a aquel duopolio entre Antena 3 y Telecinco contiene un matiz importante: TVE competía entonces por el mercado publicitario, que ahora controlarán dos compañías en un 85%, como denunciaba la Asociación Española de Anunciantes.

La AEA considera que la fusión «agravará la ya deteriorada competencia en el sector» y nos aproxima al modelo italiano (84,9% de concentración), frente a lo que ocurre en Alemania (77%), Francia (59,6%) o el Reino Unido (66,4%). La situación, concluyen, es «alarmante». A las críticas se sumó la Asociación de Usuarios de la Comunicación, que afirma que la compra «empobrece la capacidad de elección» del telespectador.

En Mediaset, por el contrario, consideran que el movimiento de su competidor «supondrá el fin de un ciclo de distorsión del mercado» y la «vuelta a la normalidad», después de «un aumento desproporcionado de canales». En La Sexta, por último, su consejero delegado, José Miguel Contreras, mostró su satisfacción y declaró que los socios de la cadena se unirán al Grupo Antena 3 «con lealtad, confianza y abierto espíritu de colaboración».

Por lo demás, la jornada se ajustó al guión. Antena 3 comunicó sus intenciones a la CNMV, que suspendió temporalmente la cotización en bolsa de la compañía (que cerró la jornada con un descenso del 0,69%). Por la tarde, el consejo extraordinario de Antena 3 aprobó la «fusión por absorción».

Finalmente, La Sexta se quedará con el 7% del capital social, más una posible ampliación «escalonada y condicionada al cumplimiento durante el periodo 2012-2016 de un conjunto de objetivos». En total, la cadena de Planeta desembolsará no más de 150 millones de euros y tendrá ocho canales a su disposición. La cifra contrasta con los 500 millones que había sobre la mesa antes del verano. Solo han pasado unos meses, pero eran otros tiempos.

Televisa, principal damnificada por la devaluación, optó ayer por traspasar todas sus acciones de La Sexta (algo más del 40%) para integrarse en el grupo Imagina, del que poseerá un 14,5%. Imagina, fruto de la integración de Mediapro y Globomedia, pasó así a tener un 92% de La Sexta, cadena que mantendrá su sello y su programación (a expensas, como es natural, de los resultados de audiencia). Lo más probable, no obstante, es que las retransmisiones de Fórmula 1 pasen a Antena 3, cuyos derechos tendrá al menos dos temporadas más.

La estructura accionarial de Antena 3, por último, permanecerá intacta, con las incorporaciones de algunos directivos (como Contreras o Juan Ruiz de Gauna) en áreas de nueva creación. No está previsto, sin embargo, que Antonio García Ferreras, actual director de La Sexta, tenga un cargo ejecutivo, aunque mantendrá el programa «Al rojo vivo».