ES NOTICIA EN ABC

¿Tiene opciones reales «La venda» en Eurovisión? Ya se conocen todas las canciones

España fue el primer país en escoger el tema para participar en Tel Aviv, lo que provocó un gran revuelo que se ha ido disipando tras presentarse la competencia

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Han pasado casi dos meses ya desde que TVE y sus telespectadores eligieran a Miki como sucesor de Amaia y Alfred en Eurovisión 2019. Su propuesta, muy pachanguera y buenrrollista con el inconfundible sello de «La pegatina», superó casi por sorpresa a la favorita «de la Red», el tema de María. Pero llegó «La venda» y Miki se creció, tanto que casi no podía creerse lo que se le iba a venir encima: trabajo, promoción, y más trabajo. Puso su mejor cara, se enfrentó a los medios en su primera toma de contacto y salió reforzado: tenía ganas, ilusión y un tema «diferente». Al menos, muy distinto a lo que ha enviado España siempre a Eurovisión. Quizá este año cambiarían las cosas; quizá podría sacar a su país de la zona del descenso; a lo mejor, incluso auparlo hasta el top ten. [Aquí puedes escuchar todas las candidatas]

La euforia inicial fue bien recibida también en Europa. Los eurofans (los seguidores del certamen, que están por todo el continente, e incluso por otras partes del mundo), no tuvieron durante muchas semanas, casi ningún otro aspirante al que seguir, del que comentar. Esto acrecentó la presencia de «La venda» en redes. Miki, consciente desde el primer momento, de lo importante que es para un eurofan el festival, supo mimarlos: darles contenido en redes y soltar algún pequeño avance de su trabajo. En febrero, incluso, «La venda» fue el tercer vídeo más visto del canal oficial de Eurovisión en «Youtube», solo superado por Netta (la ganadora en 2018) y Eleni Foureira (subcampeona de esa misma edición).

Pero avanzaron las semanas, y a la propuesta fresca y diferente de Miki le llegaron competidores de otras partes del viejo continente. Entró con fuerza en liza Mahmood tras proclamarse vencedor del Festival de Sanremo, e incluso Salvini comentó (su decepción) en sus redes sociales. Más tarde se les unió la extravagante propuesta portuguesa de Conan Osiris. Y así hasta completar las 41 canciones, renuncia ucraniana incluida, que se repartirán en dos semifinales (14 y 16 de mayo) y a las que se les unirán los miembros del Big 5, entre los que se encuentra España, y el país anfitrión, Israel en este caso.

Todas las favoritas

La pasada semana eurovisiva ha sido de absoluto estrés. Con los últimos artistas confirmados, llegaban también las llamadas «winner alert» («alerta, posible ganador») entre los seguidores más acérrimos. Y claro, las casas de apuestas los pusieron ya a competir también en sus espacios. De momento, parece que Países Bajos y la balada de Duncan Laurence, «Arcade» han gustado y mucho. Detrás de él, alguien que ya rozó la victoria en 2016, el ruso Sergey Lázarev, pero esta vez, con una balada. Justo un año después de que «Toy» ganara el festival, parece que de temas lentos va la cosa, y, de momento, ha dejado también muy buenas sensaciones la propuesta de Suecia y John Lundvik, coro gospel incluido. Más movida es la propuesta de Suiza, del polivalente y famoso (en su país) Luca Hänni, que promete no dejar a nadie sobre su asiento. Acumula (puede ser una pista) nada más (y nada menos) que 775.000 reproducciones en Youtube. Le siguen en la red social de vídeos la canción belga y la francesa, rodeada de polémica. ¡Ojo! Que también competirán este año mujeres: habrá que seguirle la pista a Grecia, que manda por primera vez una gran balada, o a Malta y su «Chamaleon»... que son todo lo contrario.

Miki quedaría, según estas primeras sensaciones que pueden anunciar (o no) tendencias, en la parte más baja de la lista. Sin embargo, todavía le quedan por delante dos meses de intenso trabajo y de promoción europea, pues visitará algunos países antes de subirse al escenario de Tel Aviv. De momento, ya comenzó la semana pasada los ensayos con el griego Fokas Evangelinos, director de la puesta en escena, en Madrid, y desveló que, junto a él, estarán otras cinco personas sobre el escenario, dos chicas y tres chicos. Presentó también tanto la versión final de su canción como el videoclip, que ya acumula 196.000 reproducciones. En un año en el que las balas o canciones más lentas parecen ser la norma, quizá le ocurra igual que en la gala de «OT» para Eurovisión, y lo inesperado.