Es Noticia

«“Vergüenza” sigue siendo una radiografía de este país»

Movistar+ estrena la segunda temporada de la comedia más gamberra de su catálogo

Jesús (Javier Gutiérrez) y Nuria (Malena Alterio) se convierton en padres en la segunda entrega de «Vergüenza»
Jesús (Javier Gutiérrez) y Nuria (Malena Alterio) se convierton en padres en la segunda entrega de «Vergüenza» - MOVISTAR+
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Mientras que unos rinden cuentas ante la Justicia por «sobrepasar» los límites del humor, otros se vuelven a lanzar a la piscina con una nueva entrega de la comedia más descarada de Movistar+: «Vergüenza». «Confiamos en la inteligencia del espectador y en que sea capaz de discernir hasta donde llega el personaje y hasta donde la opinión del actor», confiesa Javier Gutiérrez en la presentación de la ficción cuya segunda temporada ya está disponible al completo, bajo demanda. Sus capítulos vuelven a tener 25 minutos de duración, «pero en lugar de diez hemos hecho seis y tendrán un especial de Navidad», aclara Álvaro Fernández Armero, cocreador de «Vergüenza».

Los espectadores ya conocen a Nuria, a Jesús y sus peculiaridades. «Pues ahora su mundo ha crecido», puntualiza Gutiérrez entre risas. La singular pareja –interpretada por Javier Gutiérrez y Malena Alterio– se convierten en padres de dos niños que les abrirán un mundo nuevo. «Se abre el abanico de personajes y eso hace que ellos tengan que moverse socialmente de otra manera. Pero esta vez son conscientes de que son dos “gambas” profesionales y van a tratan de superar eso que les lleva a cometer errores constantemente y les aleja de la sociedad», explica Gutiérrez.

Ramón (Pol López) y Vanessa (Teresa Cuesta) junto a Guillermo (Jaime Zarataín) y Andrea (Marta Nieto) son las dos parejas de padres con las que Nuria y Jesús «congeniarán». «Estos personajes que llegan van a hacer ver al espectador que Jesús y Nuria no son lo peor que uno se puede encontrar», añade Malena Alterio. Para conseguir esto, Jesús y Nuria se enfrentarán a una pareja «peor» que ellos y a otra «mejor», «y todo esto en el contexto de los padres de los amigos de colegio», dice el cocreador Juan Cabestany.

La vergüenza está asegurada

«La hemos sentido hasta en el rodaje. Había días en los que el equipo no era ni capaz de mirarnos a la cara porque sabía que nos tocaba rodar», recuerda Gutiérrez. «Pero es que la base de la comedia es ver cómo alguien lo pasa mal. Ver que a alguien le va bien no le interesa a nadie», responde entre risas Fernández Armeno. «No hay que olvidar que “Vergüenza” es una radiografía de este país. Nos guste o no», señala Gutiérrez.