ES NOTICIA EN ABC

El verdadero motivo del final definitivo de «The Big Bang Theory»

«Pensamos que podríamos seguir contando historias pero parece que ya hemos roído todo ese hueso», ha afirmado el actor que da vida a Sheldon Cooper, para quien encarar el final ha sido como «sacrificar» a su perro

The Big Bang Theory - Vídeo: EP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Tras la vuelta del parón navideño, las cadenas estadounidenses reanudan la emisión de sus series. Entre ellas, vuelve «The Big Bang Theory», que, después de doce años, emitirá esta temporada sus últimos capítulos.

La ficción, un éxito que ha llevado a sus protagonistas a encabezar las listas de actores mejor pagados durante años, se ha repuesto al paso del tiempo, siguiendo tan fresca como al principio. Con un elenco prácticamente invariable, igual que sus millonarios sueldos, y la nueva vida de la serie gracias al spin off de Sheldon Copper («El joven Sheldon»), nada hacía presagiar que el abrupto final anunciado de «The Big Bang Theory» iba a ser definitivo. Sin embargo, todos los indicativos parecen apuntar que así será.

Así se desprende de las palabras del multipremiado actor Jim Parsons, que gracias al papel de Sheldon Cooper pasó del anonimato a la primera línea de Hollywood, recibiendo por su ya icónico papel un Globo de Oro y cuatro premios Emmy. Fue el intérprete quien, después de su decisión de abandonar «The Big Bang Theory», terminó certificando, y precipitando, el final de la serie.

«No hay ninguna razón negativa para dejar de hacer "The Big Bang Theory"», dijo Parsons a EW en una entrevista junto a sus compañeros de reparto Kaley Cuoco y Johnny Galecki. «Era el momento. Hemos llegado a hacer muchas cosas. Pensamos que podríamos seguir contando historias pero parece que ya hemos roído todo ese hueso», reconoció el actor que da vida a Sheldon Cooper en «The Big Bang Theory». «Así es emocionante. ¿Cuál es el próximo capítulo de la vida y de la carrera para nosotros?», bromeó finalmente el intérprete, para quien encarar el final ha sido como «sacrificar» a su perro.

La decisión no le ha impedido pedirle a los responsables de la serie un deseo: que el ascensor de la ficción de CBS se arregle después de más de una década averiado.