ES NOTICIA EN ABC
The Inventor: Out of blood in Silicon Valley

El tremendo fraude de Theranos, el engaño que puso en jaque la estabilidad de Silicon Valley

La estafa de la empresa sanitaria, fundada por Elizabeth Holmes, respaldada por Bill Clinton y que llegó a valer más de 9.000 millones de dólares, inspira ahora el nuevo documental que estrena hoy HBO

Elizabeth Holmes, fundadora de Theranos
Elizabeth Holmes, fundadora de Theranos
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Corría el año 2003 cuando la joven empresaria Elizabeth Holmes, que solo tenía 19 años, comenzaba a asombrar al mundo entero con la creación de Theranos, un atrevido proyecto que nació para revolucionar la industria médica y farmacéutica del momento. La empresa nació con la premisa de luchar contra varias enfermedades a través de un método de lo más innovador: una máquina, llamada Edison, que obtenía datos de todo tipo de los individuos a partir de una pequeña muestra de sangre, del tamaño de una gota. Evitando, de esa manera, la extracción de plasma por medio de agujas y jeringuillas.

Aunque cuestionada, la técnica no dejó de evolucionar durante los años siguientes. Holmes abandonó sus estudios para dedicarse plenamente a Theranos –nacida de la combinación de las palabras “therapy” (terapia, en castellano) y “diagnosis” (diagnóstico)– y su nombre ascendió como la espuma en la élite de Silicon Valley. La emprendedora embaucó a Bill Clinton, expresidente de los Estados Unidos y que respaldó públicamente el proyecto. En 2014, Forbes habló de Holmes como la primera mujer en la historia en amasar una fortuna mayor de mil millones de dólares. Ese mismo año, la misma publicación la catalogó en el puesto 110 de las 400 personas más ricas de los Estados Unidos. Su fortuna no paró de crecer, y a finales de 2015 se estimaba en cerca de 4.500 millones de dólares.

Pero meses más tarde, todo cambió. En especial, después de que «The Wall Street Journal» publicase varios artículos y reportajes en los que acusaba a la empresa de «riesgo médico» y «fraude». La empresaria intentó desmentir las informaciones, pero poco a poco la realidad fue demostrando que todo era parte de una gran mentira. El científico principal de la empresa, Ian Gibbons, se suicidó y el valor de Theranos comenzó a decaer a pasos agigantados.

Una estafa a gran escala

En octubre de 2016, Holmes se vio obligada a cerrar sus laboratorios clínicos y a despedir al 40% de su plantilla. Forbes redujo su fortuna de esos 4.500 millones a cero y, en marzo de 2018, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos determinó que la joven había cometido un «fraude masivo» de cerca de 700 millones de dólares. El organismo multó a Holmes con 500 millones y la inhabilitó para volver a dirigir cualquier negocio en un periodo de diez años. Hoy, Holmes se encuentra pendiente de un «juicio penal» contra ella por «fraude».

En la historia de la empresaria se basa ahora «The Inventor: Out of blood in Silicon Valley», el nuevo documental de HBO que desgrana el fraude cometido por la joven y Theranos, que llegó a valer cerca de 9.000 millones de dólares. Dirigido por Alex Gibney, ganador del Oscar a Mejor Documental en 2007 con «Taxi al lado oscuro», el largometraje, de dos horas de duración, narra con todo tipo de detalles la estafa de Holmes. Una joven arriesgada, con ansia de poder y que llegó a ser comparada con Steve Jobs y Mark Zuckerberg, pero cuya ambición chocó de bruces con la realidad y la gloria efímera.