Es Noticia

El tremendo cambio físico de Mark Paul Gosselaar, el travieso Zack Morris de «Salvados por la campana»

Tres décadas después del papel que le dio la fama, el actor protagoniza «The Passage», la nueva serie de Fox

Mark-Paul Gosselaar, en sus tiempos de Zack Morris
Mark-Paul Gosselaar, en sus tiempos de Zack Morris
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Apenas tenía catorce años cuando Mark-Paul Gosselaar se convirtió en un rostro de referencia de la televisión, en especial para el público más joven. Tras aparecer en «Punky Brewster» y «Aquellos maravillosos años», el actor encabezó el reparto de «Buenos días, Señorita Bliss», aquella serie de Disney Channel que solo tuvo una temporada pero que sirvió como trampolín de «Salvados por la campana», la exitosa serie juvenil que conquistó a los adolescentes de todo el mundo en los noventa.

En ambas ficciones, Gosselaar encarnó al joven Zack Morris, el estudiante más popular del instituto Bayside. Con su tupé rubio siempre perfectamente peinado, el muchacho era el líder indiscutible de su peculiar cuadrilla de amigos, compuesta por Slater (Mario Lopez Jr), Lisa (Lark Voorhies), Screech (Dustin Diamond), Kelly (Tiffani Thiessen) y Jessie (Elizabeth Berkley). Las diabluras de la pandilla representaban el grueso de las tramas de «Salvados por la campana», que contó con 86 episodios en las cuatro temporadas que estuvo en emisión, de 1989 a 1993 (o 100 capítulos y una temporada más, si se contabiliza «Buenos días, Señorita Bliss»).

Tras ello, la ficción tuvo una nueva vida: «Salvados por la campana: años de Universidad», que en sus 19 capítulos siguió las andanzas de los estudiantes en su etapa universitaria. Además, la pandilla de Zack Morris protagonizó dos películas para televisión: «Salvados por la campana: Movida en Hawai» y «Salvados por la campana: Boda en Las Vegas», antes de que dieran paso al muevo grupo de amigos que protagonizó durante siete temporadas el siguiente «spin off» de la serie: «Salvados por la campana: La nueva generación».

De la mano de la «sitcom», Gosselaar se convirtió en uno de los adolescentes del momento en todo el mundo, aunque poco a poco fue alejándose de su «personaje». Apareció en series como «Hyperion Bay», «D.C», «Ley y orden», «Policías de Nueva York», «Señora presidenta» y «Ganando el juicio», así como en varias películas llevadas a cabo directamente para ser emitidas en televisión y en alguna estrenada en los cines. Aunque posteriormente, además de protagonizar, la serie de TNT «Franklin & Bash» y de aparecer en «CSI», también ha «revivido» a Zack Morris, al que ha interpretado en series de animación como «Padre de familia» y «Robot Chicken», así como en alguna entrevista y sketch para el show de Jimmy Fallon.

Aunque ahora, la carrera del actor ha vuelto a dar un giro importante. El intérprete es el protagonista de «The Passage», la nueva serie de Fox, ambientada en una realidad distópica y cuyo primer episodio se estrenó en España el pasado lunes 11 de febrero. En ella, da vida al agente federal Brad Wolfgast, padre adoptivo de la pequeña Amy (Saniyya Sidney), una joven con la que los científicos experimentan para intentar salvar a la humanidad.

Hace ya tres décadas desde que saltó a la fama, aunque ahora, con 44 años en su documento de identidad, Gosselaar tiene ante sí un nuevo reto, con un rol que nada tiene que ver con el de «su» Zack Morris. Ahora, el intérprete es un hombre maduro, moreno y con barba, aunque nunca perderá la esencia de su personaje de «Salvados por la campana».

Mark-PaulGosselaar, en un fotograma de «The Passage»
Mark-PaulGosselaar, en un fotograma de «The Passage» - FOX