Es Noticia

Treinta años defendiendo (y ahora premiando) a los guionistas

El sindicato ALMA galardona por primera vez a los escritores de ficción en España el próximo 28 de marzo

«Gigantes» es una de las series que optan a los galardones
«Gigantes» es una de las series que optan a los galardones - MOVISTAR+
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Alberto Macías, presidente de ALMA, es un clásico del guion, palabra que se resiste a escribir sin tilde porque es «un antiguo». El sindicato de guionistas, que ya tiene 600 socios, celebra este año su 30 aniversario. Como novedad, el próximo día 28 entregará sus premios, al estilo de los que otorga el gremio en Estados Unidos. Allí gozan de gran prestigio, aunque la comunicación pop no los considere «antesala». Un centenar de profesionales de 21 producciones aspiran a conseguir el galardón en España.

Macías –su último trabajo es «Brigada Costa del Sol», pendiente de estreno en Telecinco– recuerda que en realidad los premios tienen un precedente: «Los dimos hace diez años, pero nos faltó continuidad. Se quedó en una edición. Son importantes para la profesión y los hemos retomado con fuerza, con la idea de que sean anuales. Vuelven a lo grande, con el apoyo del Ministerio y una gala en el Palacio de la Prensa con una presentadora (Marta González de Vega) y un guion divertidísimos».

En la gala, recibirá el premio de honor Manolo Matji, de quien Macías destaca «Los santos inocentes», «Turno de oficio», «Horas de luz» y la «maravillosa» «La guerra de los locos». «Fue además productor y uno de los 16 fundadores del sindicato», añade.

Espíritu apolítico

El presidente de ALMA desgrana también los logros conseguidos por el sindicato, como el convenio de 2015, donde se establecen precios mínimos, pagas, horas extra..., casi como si los guionistas fueran personas normales. El segundo hito, más reciente, fue la enmienda a la Ley de Propiedad Intelectual que les permite negociar con las cadenas, productoras y plataformas unos precios marco. «Esto afecta a los autónomos, pero somos la gran parte», sostiene. ALMA mantiene asimismo su Máster en la Universidad Carlos III.

Sobre la «orientación» del gremio, Alberto Macías es tajante: «La política ni la tocamos. En la negociación con los grupos mantenemos muy buena relación con los cuatro. No somos un sindicato de partido».

En Estados Unidos, el sindicato de guionistas entrega sus premios desde 1933. Son décadas de retraso en nuestro país, dentro de un sector «muy desigual». «Nos afectó la crisis y bastante. Se empezaron a negociar a la baja los contratos. Nos estamos recuperando de ese bache», celebra.

La historia corre a su favor. «Producimos para un mercado global. España, con tres operadores, era un mercado cautivo. No podíamos compararnos con Estados Unidos». A los escritores de cine y televisión no los paran por la calle, pero empiezan a tener presencia en los medios: «El éxito de las series americanas fue el de los creadores y eso está viniendo aquí, porque no se escriben solas y porque la prensa acompaña».

Nominados

Los guionistas suelen quejarse con razón de su falta de visibilidad, pero en su contra juega que a veces son «demasiados», al menos para citarlos en espacios limitados. Y eso que cada premio solo tiene tres series candidatas. En la categoría de diarias, la producción con menos escritores («El secreto de Puente Viejo») tiene diez. En «Servir y proteger» son 17, y en «Amar es para siempre», 22. Imposible enumerarlos.

En comedia aspiran a ganar los autores de «Arde Madrid», «Mira lo que has hecho» y «Vergüenza». En drama compiten «El día de mañana», «Fariña» y «Gigantes». Como mejor guion de programa optan «El intermedio», «La resistencia» y «Late motiv». En la categoría documental, las candidatas son «Apuntes para una película de atracos», «Desenterrando Sad Hill» y «El silencio de otros». En largometraje de comedia la terna está formada por «Campeones», «Superlópez» y «Tiempo después», y los tres largos dramáticos son «Carmen y Lola», «El reino» y «Viaje al cuarto de una madre».