ES NOTICIA EN ABC

Todas las novedades de la segunda temporada de «The Good Doctor»

Freddie Highmore escribe el primer episodio de la nueva tanda de capítulos que llega este martes a AXN

Ferddie Highmore
Ferddie Highmore - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«The Good Doctor», la serie revelación del verano, vuelve esta noche a AXN (22.05 horas) con su segunda temporada donde veremos a un doctor Shaun Murphy más seguro de sí mismo, que por fin parece que ha logrado encontrar su lugar en el hospital St. Bonaventure de San José. Freddie Highmore, el brillante actor que da vida al personaje, ha escrito también el primer capítulo. «Ha sido emocionante para mí tener esta oportunidad. Algunos detalles no parecen importantes, pero irán desarrollándose y evolucionando con el tiempo», explicó Highmore durante la presentación de la serie en TCA.

Los seguidores de «The Good Doctor» atribuyen su éxito, entre otros, a los genios creativos detrás de «House», David Shore y Daniel Dae Kim, productores ejecutivos de la serie. «Me gusta porque estamos contando historias médicas realmente interesantes. Algunas las considero verdaderamente geniales, especialmente en esta segunda temporada. No voy a revelar cuáles, pero alguna es muy personal. En lo que respecta a los personajes, la relación Glassman-Shaun, creo, es maravillosa», admitió Shore.

Entre las novedades está también la llegada de Lisa Edelstein (la doctora Lisa Cuddy en «House»), que regresará al departamento de oncología del hospital tras una suspensión laboral. Sin embargo, esta temporada contará también con algunas bajas, como la del actor Chuku Modu, que interpretaba al doctor Jared Kalum y la de Beau Garret, la abogada y vicepresidenta del hospital.

El éxito de la serie, según Highmore, radica en su complejida. «Cuestiona temas complicados sobre la sociedad actual, pero lo hace sin juzgar a nadie. El público, al ver reflejado en las imágenes sus propias dudas existenciales, se obliga a hacerse pregunta», admite el protagonista. «La forma de relacionarse con los demás brinda una perspectiva distinta al espectador porque pone el autismo sobre la mesa. Desde la serie estamos enviando un mensaje de inclusión que se hace eco en la audiencia y eso es un verdadero orgullo», concluye Highmore.