ES NOTICIA EN ABC

Las series británicas que no te puedes perder

Repasamos algunas de las ficciones televisivas inglesas mejor recibidas por el público y la crítica

«Peaky Blinders» es una de las grandes producciones televisivas salidas del Reino Unido
«Peaky Blinders» es una de las grandes producciones televisivas salidas del Reino Unido - BBC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los fans de «Luther» están de enhorabuena. La ficción británica protagonizada por Idris Elba y que emitió sus últimos capítulos en 2015 regresará a la programación de la BBC este mismo año. Tal y como ha anunciado la cadena con un tráiler promocional, el detective John Luther volverá a las pantallas en la que será su quinta temporada para intentar resolver algunos de los casos más rocambolescos acontecidos en Londres ideados por la pluma de Neil Cross.

Esta serie policíaca no es más que otra demostración del enorme talento que existe en las islas británicas para hacer ficciones televisivas. Repasamos algunas de las series inglesas que no deberías perderte si estás cansado de tanta ficción americana.

Sherlock

También de la factoría de la BBC ha salido «Sherlock», una actualización contemporánea de las aventuras del célebre detective Sherlock Holmes, creado por Arthur Conan Doyle. Ambientada en el Londres del siglo XXI, el sabueso hace gala de sus insuperables habilidades de deducción y su arrogante distanciamiento emocional para resolver los crímenes que se le ponen delante, siempre junto a su inseparable compañero John Watson. Hasta la fecha han aparecido cuatro temporadas de esta serie que ha sido calurosamente acogida por el público y la crítica, pero hace un mes sus creadores desvelaron que este año verá la luz algo nuevo.

Black Mirror

Esta ficción televisiva creada por Charlie Brooker tiene la virtud de estar hecha de episodios independientes entre sí y sin solución temporal. Si algo hilvana toda la serie es su pretensión de poner a la tecnología en el centro de la diana. «Black Mirror» lleva ya cuatro temporadas, en total diecinueve capítulos en los que se entremezclan el terror, la distopía y el suspense. La serie tiene altibajos, y algunos episodios como Momento Waldo o Playtest dejan bastante que desear. Otros como San Junípero o el inaugural The national anthem son auténticas genialidades. Para empezar a tomar contacto puede estar bien White Christmas.

Peaky Blinders

Otra genialidad alumbrada por la BBC, la televisión pública inglesa. «Peaky Blinders» es una historia inspirada en hechos reales sobre una familia de gánsters asentada en Birmingham tras la Primera Guerra Mundial (1914-1918) que dirige un local de apuestas hípicas. Las actividades del ambicioso jefe de la banda, el violento Tommy Shelby, llaman la atención del Inspector jefe Chester Campbell, un detective de la Real Policía Irlandesa que es enviado desde Belfast para limpiar la ciudad y acabar con la banda. Los creadores de la serie, que en España se puede ver a través de Netflix, han anunciado que para 2019 saldrá la quinta temporada.

Downtown Abbey

Ambientada en 1912, en una mansión de la campiña inglesa y abarcando un periodo que cubre desde la Primera Guerra Mundial hasta el comienzo de los años 20, «Downton Abbey» narra la historia de una complicada comunidad. La casa ha sido durante generaciones el hogar de la aristocrática familia Crawley, pero también donde sus sirvientes viven, hacen sus planes y sueñan. Algunos son fieles a la familia y muy entregados al modo de vida de Downton, otros se marchan buscando una vida mejor, amor o simplemente aventuras. La gran diferencia reside en que mientras ellos conocen muchos secretos de la familia, la familia sabe muy poco de ellos.

Utopía

Esta miniserie emitida por Channel 4 trata sobre un grupo de frikis de un foro de internet para amantes de los cómics. Cinco de los usuarios se ponen de acuerdo para conocerse en persona. Todos ellos se han hecho con un manuscrito de una novela gráfica de culto escrita por un maníaco depresivo y psicótico y buscada a toda costa por una organización conocida como «La Red». A partir de ese momento sus vidas se transforman para siempre, pues viven con el temor de ser descubiertos por la organización que pretende apoderarse del manuscrito.