ES NOTICIA EN ABC

¿Realmente es necesario el doblaje en España?

La reciente huelga de los actores de doblaje resucita el eterno debate sobre si ver series y películas dobladas al castellano merma la calidad de las producciones

Sherlock, una de las mejores series para aprender inglés
Sherlock, una de las mejores series para aprender inglés
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los actores de doblaje han decidido plantarse y reivindicar mejores condiciones laborales para un sector que, aseguran, vive sus horas más bajas. Con el mismo nivel salarial que hace veinte años, los profesionales piden que se valore su trabajo y se mejore la situación de un sector en el que pocos trabajadores pueden presumir de tener un contrato indefinido. Por el momento, los profesionales están parados a la espera de que las empresas reconozcan sus quejas y actualicen el «arcaico» convenio colectivo. Esta semana se emitirán en versión original y sin doblaje alguno series como «Anatomía de Grey» o «The Big Bang Theory».

Tras las noticias sobre la huelga del colectivo han sido muchos quienes se han planteado si el doblaje es, realmente, necesario en España. No son pocas las voces que achacan el nivel de inglés de la población española al hecho de haber visto programas de televisión doblados, algo que no ocurre en países de América Latina, donde las series y otros contenidos procedentes de EE.UU. se emiten siempre en su versión original.

Ruth Breeze, experta del Instituto de Idiomas de la Universidad de Navarra, afirma a ABC que aunque «la generación actual es perfectamente capaz de entender la televisión en inglés», la versión doblada de contenidos como películas y series de televisión debería seguir existiendo, dado que «todavía hay personas no entienden la versión original». La experta afirma, sin embargo, que «las personas que tienen un nivel medio deberían tomarse la molestia de cambiar a la versión original de vez en cuando. ¡Merece la pena!». Breeze, además, se basa en estudios científicos para afirmar que «las personas con un nivel medio de inglés que ven la versión original con subtítulos suelen mejorar más que las personas que la ven sin subtítulos», destaca.

Debate «absurdo»

En el mismo sentido, Adolfo Moreno, presidente de la Asociación de Artistas de Doblaje de Madrid (ADOMA), subraya que el debate sobre el doblaje «es absurdo». «El espectador debe disfrutar de la obra audiovisual como quiera: en versión original, versión subtitulada, o doblada. El doblaje es una traducción que facilita que cualquiera pueda ver una serie o una película. No proporcionar esa versión sería convertir la cultura en algo elitista y a lo que solo podrían acceder aquellos que conozcan el idioma o estén dispuestos a leer los subtítulos». Como señala el presidente de ADOMA, es necesario «respetar que no todo el mundo se enfrenta del mismo modo a una película o una serie de televisión. Negar la posibilidad de ver una película a alguien que no pueda leer subtítulos no entender el inglés sería injusto».

Moreno considera, además, que el hecho de que exista una versión subtitulada de los contenidos no debería implicar «la desaparición de la versión doblada». Ese, dice, «no es el camino, pues nadie tiene la potestad para decir cómo se debe visualizar un contenido determinado. No hay lugar a debate alguno». Como destaca la experta de la Universidad de Navarra, hay países, como Noruega, en los que el contenido se emite en su versión original y sin doblaje. «Ellos tienen un factor muy importante: saben que nadie más entiende el noruego». En España, señala Breeze, no contamos con la misma presión: «Sabemos que el español tiene al menos 500 millones de hablantes», resalta.

¿Realmente hay que echar la culpa al doblaje de nuestro nivel de inglés? «El inglés se aprende en los colegios y no solo viendo la televisión. En cualquier caso, si así fuera, eso no debería implicar que no se doblen los contenidos. La posibilidad de elección debe de existir siempre», afirma Moreno. Nadie pide, dice el presidente de ADOMA, «que no se traduzca un libro para así leerlo en inglés».

Como experta del Instituto de Idiomas de la Universidad de Navarra, la profesora Ruth Breeze asegura que la clave para mejorar nuestro inglés a través del arte no es otra que encontrar un contenido que realmente nos atraiga. «Leyendo 'Harry Potter', escuchando Adele, o viendo 'Top Gear' aprenderás más y te sentirás más a gusto a la hora de hablar en inglés».