ES NOTICIA EN ABC

El radical cambio de una actriz de «Los vigilantes de la playa»

Las adicciones de Yasmine Bleeth le han afectado notablemente a su forma física y a su rostro

Tres actrices de «Los vigilantes de la playa»
Tres actrices de «Los vigilantes de la playa» - NBC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Yasmine Bleeth se convirtió en todo un icono de los años noventa en televisión. Su llegada a la serie «Los vigilantes de la playa» en 1993 hizo que hasta el trono de más bella de Pamela Anderson empezara a temblar. Aunque en un primer momento fue contratada solo para un capítulo, fue tal el éxito que tuvo la actriz que decidieron ficharla como personaje principal de la ficción. Sin embargo, tiempo después, la vida la trató tan mal que acabó en un bucle de adicciones al alcohol y a la cocaína que le han provocado no parecerse a la bella mujer que en su día fue.

El cambio radical de Yasmine Bleeth
El cambio radical de Yasmine Bleeth - REDES SOCIALES

Bleeth estuvo dentro de «Los vigilantes de la playa» durante cuatro años, en los que estuvo además trabajando para otras películas y pequeñas series. Sin embargo, cuando la audiencia empezó a abandonar a la ficción, Yasmine Bleeth decidió ponerle punto y final a su aventura en «Los vigilantes de la playa». Un par de años antes, en 1995, la revista People la nombró como una de las 50 mujeres más bellas del mundo.

Una vez que dejó el salvavidas en casa, empezó a iniciarse en el mundo de la gran pantalla, en una serie de proyectos que no tuvieron mucho éxito. Su belleza seguía intacta, pero parecía haber perdido el atractivo del público. Poco a poco el alcohol y la cocaína empezó a entrar en su vida, a pesar de seguir trabajando en varias cintas para la televisión americana. En 1998 se trasladó a San Francisco para rodar la serie «Nash Bridges», dirigida por Don Johnson, y cuando este proyecto se agotaba, recaló en «Titans», una nueva ficción dirigida por Aaron Spelling.

Caída a los infiernos

Pero una vez que terminó dicho proyecto, Yasmine Bleeth desapareció del mundo profesional. Su adicción era tan grande que la impedía trabajar y su salud y su físico se iban afectando cada vez más. A pesar de haber intentado rehabilitarse, todos los intentos fueron en vano, y el 12 de septiembre de 2002, sufrió un accidente de tráfico. Una vez recuperada de sus lesiones, se retira durante un tiempo profesionalmente e ingresa en la clínica Promises, de Malibú, para desintoxicarse definitivamente.

A su salida del centro, la propia Yasmine Bleeth narró el infierno que estuvo viviendo durante años a consecuencia de la cocaína. Su adicción comenzó en 1998, un año después de abandonar «Los vigilantes de la playa», y a consecuencia de una ruptura sentimental. De hecho, su adicción llegó a ser tan intensa que llegó a afirmar, una vez curada, que «la coca se convirtió en mi novio, mi mejor amigo. Consumía varias veces al día y podía pasarme varias noches sin dormir».

Con el paso del tiempo, los estragos que provocó su adicción a la cocaína no se han borrado de su cuerpo. Físicamente, está irreconocible, y puede que este factor le hubiera complicado la posibilidad de volver a encontrar un papel en televisión tan importante como el que logró en «Los vigilantes de la playa».