ES NOTICIA EN ABC

«El Pueblo» bromea con la España vaciada

La nueva comedia de Mediaset estará disponible primero en Amazon Prime Video, desde este martes

Daniel Pérez Prada es uno de los urbanitas que aspiran a empezar de cero en un pueblo abandonado
Daniel Pérez Prada es uno de los urbanitas que aspiran a empezar de cero en un pueblo abandonado - Mediaset
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Después de mostrarnos la peor versión de las juntas vecinales, los hermanos Caballero vuelven a ponerse tras las cámaras (con la ayuda de Roberto Monge) para desvelar los entresijos de la España vacía en «El Pueblo». «Los pueblos se despueblan y es algo que teníamos que contar. Una de las grandes exigencias editoriales de Mediaset es estar permanentemente en directo. Gran parte de nuestro prime-time está ocupado por realities, pero también queremos estar en directo con la vida del país, con lo que ocurre en las calles», asegura Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España.

Los más impacientes podrán verla a partir del 14 de mayo en Amazon Prime Video. Tras el acuerdo firmado con Mediaset España a través de Mediterráneo, su nueva filial para la venta y distribución de los contenidos de ficción y entretenimiento del grupo audiovisual, la plataforma tendrá la primera ventana de emisión de «El pueblo». «Para verlo en Mediaset tendremos que esperar al año que viene», matiza Vasile.

No se ha estrenado la primera temporada, pero Alberto Caballero y el resto de guionistas están a punto de terminar el guion de la segunda. «El Pueblo» tiene todos los ingredientes para conquistar a la audiencia, como ya lo hicieron «La que se avecina» o «Aquí no hay quien viva»: «Es una serie creada para gustar al público», confiesa el creador y guionista Alberto Caballero. Para asegurar que se alejaba lo suficiente de los títulos mencionados, ha contado con la ayuda de Julián Sastre y Nando Abad para escribir el guion, y ha incorporado a Roberto Monge al equipo de dirección. «Es una serie agradable con un toque tierno, que es una cosa rara en nosotros porque, a diferencia de lo que hemos hecho hasta ahora, no es una farsa. Es más filosófica», puntualiza.

«El Pueblo» aborda en clave de humor las peripecias de un grupo variopinto de personajes que, motivados por diferentes situaciones de crisis existencial, acuden a la llamada de un anuncio en el que se promete una casa y una nueva vida alejada del mundanal ruido. El lugar de destino es Peñafría, una diminuta localidad de Soria aparentemente abandonada.

«Encontrar un pueblo que fuera realmente grabable fue muy difícil. Teníamos una guía de pueblos abandonados y fuimos recorriéndolos en busca del nuestro. Incluso dimos con uno que no estaba abandonado», explica Caballero entre risas. Pronto descubrirán que no están solos e iniciarán una convivencia con unos peculiares oriundos que les ofrecerán todo tipo de facilidades y alicientes para que forjen una nueva vida y dinamicen su pueblo. «Bromeamos mucho con la falta de respeto con la que los urbanitas tratamos una España de la que dependemos. Invasores e invadidos».

La nueva ficción de habla «de gente con problemas, de esa vida moderna que no termina de salir bien». Un ejemplo es Juanjo, un político que se ha visto obligado a abandonar la gran ciudad tras «verse salpicado por la Gürtel». «Y es el que peor intención tiene», matiza Carlos Areces, el encargado de darle vida. «Es manipulador, está dispuesto a pisar a cualquiera para conseguir lo que quiere. Es un tipo verdaderamente ruín y eso me alegra porque hace que mi trabajo sea aún más divertido. Pero ni el personaje con el que hace pareja ni el resto son malvados». La responsabilidad de hacer contrapeso con este «villano» es María Hervás. «Amaya es una chica de barrio que se ha hecho a la buena vida. Los primeros cinco minutos que la ves, la quieres matar. Pero os aseguro que os va a terminar conquistando», explica la actriz. También forman parte del reparto reconocidos actores como Santi Millán, Ingrid Rubio, Raúl Fernández o Daniel Pérez Prada.

Cuatro meses aislados

El rodaje de «El Pueblo» ha sido puesto a prueba las capacidad de supervivencia de algunos de los integrantes del equipo. «Vivimos el proceso de nuestros personajes porque somos unos urbanistas que nos trasladamos a un núcleo rural separado de la civilización. Allí no entra ni un WhastApp. La primera semana se te queda un poco de mal cuerpo. Pero me llevé libros, algo inaudito. Incluso me los leí», bromea Santi Millán, que da vida a un hippie empeñado en crear una «ecoaldea» junto a su mujer Ruth (Ingrid Rubio).

El reparto, compuesto por casi una veintena de actores, estuvo casi cuatro meses aislados en Valdelavilla, un pueblo inhabitado de Soria, «pero a cambio teníamos un plató natural. Había quien se queda los fines de semana incluso, como Carlos Areces». A quienes les costó un poco más adaptarse fue al equipo técnico. «Para los actores el estar allí se convirtió en algo positivo. Dormíamos en la misma casa donde rodábamos. Pero a nivel de producción era algo más complicado porque comunicarse no era tan fácil como aquí. Aún así, estamos todos con ganas sorprendentemente de volver allí», concluye.