ES NOTICIA EN ABC

«La peste» inaugura una nueva era en los festivales de cine

Un viaje al corazón de la Sevilla del siglo XVI: caminar entre calles que respiran suciedad y aventura, entre la podredumbre de una gran urbe y la epopeya de los conquistadores que van y vienen del Nuevo Mundo: así es «La peste»

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un viaje al corazón de la Sevilla del siglo XVI: caminar entre calles que respiran suciedad y aventura, entre la podredumbre de una gran urbe y la epopeya de los conquistadores que van y vienen del Nuevo Mundo. Así es «La peste», el nuevo proyecto de Alberto Rodríguez («La isla mínima», «El hombre de las mil caras») que se estrenó ayer en el Festival de San Sebastián.

Los seis capítulos de la primera temporada han costado diez millones de euros. Una apuesta y una declaración de intenciones de la productora, Movistar+: «Por una vez he tenido un presupuesto grande. Sé que es una de las series más caras que se han hecho, pero está ajustada a lo que necesitaba, no ha sobrado ni un euro», explicó a ABC Alberto Rodríguez. El resultado ha sido tan positivo que la cadena ha iniciado los planes para hacer una segunda temporada.

Alberto Rodríguez, que ganó el Goya en 2015, ha sido el último cineasta en saltar al barco de las series. Una nueva realidad a la que festivales como San Sebastián se han abierto de pleno. Por aquí ha pasado «Vergüenza», de Juan Cavestany, en una sección paralela, y ahora «La peste», en la sección oficial fuera de concurso. Un hito para una serie que narra un misterioso asesinato en la ciudad por la que pasaba todo el oro que llegaba de América. «España tiene una historia llena de cosas increíbles por contar», presume el director de «La peste». «Con la corta historia que tiene Estados Unidos, han conseguido hacer un género concreto como el western. Nosotros tenemos tantas cosas que contar... La gente que se embarcaba en esos viajes de conquista no tenía ni idea de adónde iba. Los que vayan a Marte sabrán más que lo que sabían los que se embarcaban rumbo a América. Nada más que eso es fascinante, lo que se encontraban, el desconocimiento…», expresa Alberto Rodríguez, para quien su desembarco en la televisión no se debe a las dificultades de poder hacer hoy cine.

«Una cosa distinta»

«No recuerdo quién decía que el cine español siempre está en crisis. Pero yo, en este caso, vi una buena oportunidad para desarrollar una historia y no me preocupaba el formato. Sí que creo que me gusta contar historias y verlas en pantalla grande, pero no pasa nada por hacer una cosa distinta», remata.