ES NOTICIA EN ABC

Netflix Política, cárceles de mujeres y más intriga: vuelven «Las chicas del cable»

La serie estrena su cuarta temporada en Netflix este vierrnes

Las chicnas del cable
Las chicnas del cable - NETFLIX
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Más intriga, romances y denuncias sociales, pero la misma defensa de la amistad y la igualdad. La cuarta entrega de «Las chicas del cable», desde este viernes en Netflix, sitúa a Lidia (Blanca Suárez), Ángeles (Maggie Civantos), Marga (Nadia de Santiago), Carlota (Ana Fernández) y Óscar (Ana Polvorosa) en 1931, en el inicio de la Segunda República. En esos nuevos tiempos, Carlota tratará de hacer política y será chantajeada con dramáticas consecuencias.

«Se habla del tema político, la misma podredumbre que en la actualidad, las cárceles de mujeres y la justicia, donde parecía que lo que decía el hombre tenía más valor», cuenta Fernández. «Aunque estos problemas estaban en los años 30 y están en el 2019, nosotras lo gestionamos y tratamos como en la actualidad. Si en la realidad de la época hiciéramos todo lo que sale en la serie habríamos muerto lapidadas o encarceladas», bromea la actriz. «Somos demasiado modernas».

Óscar, el personaje transexual al que interpreta Ana Polvorosa, es otro ejemplo de esta «modernidad». «Es incluso más impactante ver un personaje así por la época. Al final se tiene que mostrar, cuanto más se vea más se ayuda a esas personas que se sienten diferentes a que se normalice y no parezca algo raro. Las dos hemos tratado nuestra relación con mucho cuidado y respeto», añade la intérprete.

Hasta Canadá

«Las chicas del cable», la primera serie española de Netflix, ha conquistado Latinoamérica, pero también en países tan remotos como Canadá, según cuentan las protagonistas de este grupo de chicas que funciona casi como un personaje. «Es una seña de identidad de las chicas, si una tiene un problemas las cuatro vamos en comandita. Al principio y al final de la temporada sobre todo, aunque en los capítulos intermedios se separan nuestras tramas personales, algo que yo disfruto mucho», señala Fernández. «Hay frases que nos las cambiamos y no pasa nada», bromea su compañera.

«En cualquier caso, “Las chicas del cable” inspira a las jóvenes, son problemas en los que se ven reflejadas, simplemente que nos ven a nosotras vestidas diferente, con otros decorados... Pero los miedos e inseguridades son los mismos que podemos tener a día de hoy», subraya la actriz que da vida al a rebelde Carlota.