ES NOTICIA EN ABC

Netflix planta cara fichando a los creadores de «Juego de Tronos»

La batalla por los suscriptores se recrudece y, ante el avance imparable de Disney, la compañía sigue invirtiendo en talento para maximizar beneficios

El Rey de la Noche
El Rey de la Noche
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Esta semana, cuando en nuestro país se hablaba de la subida de precios de Netflix (la segunda en dos años) y de la estocada de Disney a la plataforma con un paquete más competitivo que el de la compañía californiana, los de Reed Hastings han anunciado un fichaje bomba con el que demuestran que no hay nada que les frene en la guerra del contenido: los creadores de «Juego de Tronos». David Benioff y D.B. Weiss han firmado un acuerdo global para desarrollar producciones audiovisuales en exclusiva, tal y como informa hoy el medio especializado Deadline.

«Estamos entusiasmados de dar la bienvenida en Netflix a los magistrales narradores David Benioff y D.B. Weiss», ha confirmado el jefe de contenidos de Netflix, Ted Sarandos. Benioff y Weiss, dice el máximo responsable de las ficciones de Netflix «son una fuerza creativa y han deslumbrado al público de todo el mundo con su narración épica. Estamos deseando ver lo que sus imaginaciones van a llevar a nuestros miembros», destacó.

Fichaje millonario

Según «The Hollywood Reporter», la compañía habría desembolsado 200 millones de dólares para atar en corto a Benioff y Weiss, que se suman a la lista de rostros con los que Netflix pretende hacer frente a la encarnizada guerra por los suscriptores: Shonda Rhimes, Ryan Murphy, Zack Snyder, David Letterman... «Netflix ha construido algo asombroso y sin precedentes y nos sentimos honrados de que nos inviten a unirnos», han declarado los creadores a la revista.

Cabe destacar que los máximos responsables de la adaptación a la pantalla de «Juego de Tronos» trabajan en estos momentos para Disney, donde preparan lo nuevo de «Star Wars», producción que, según los fans más críticos, fue la responsable de que los «showrunners» pisaran el acelerador durante la última temporada de «Juego de Tronos», con la consecuente pérdida de calidad que esto habría supuesto para la serie.