Es Noticia

Netflix «G.L.O.W.»: Feminismo necesario

La serie aterriza hoy en Netflix con varios elementos que auguran su triunfo. Aquí te contamos por qué tienes que verla

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hollywood lucha, desde hace años, contra la desigualdad salarial entre hombres y mujeres. Cada vez, de hecho, son más las actrices que deciden utilizar su discurso público para reclamar el mismo sueldo que sus compañeros varones, las mismas oportunidades, la misma complejidad en sus papeles. Esta valentía es, sin embargo, relativamente nueva. Lo reconoció Jessica Chastain en una entrevista con ABC en la que afirmaba que, al inicio de su carrera, pensaba que si señalaba una injusticia en el medio, Hollywood la acabaría castigando. No fue así y la actriz, como muchas otras, se lanzó a reclamar sus derechos. Desde entonces, Chastain no acepta un papel sin conocer, antes, el salario que cobrarán sus compañeros por el mismo trabajo.

Aunque la brecha salarial no solo existe, claro está, en el mundo de la interpretación, parece evidente que tanto el cine como la televisión tienen un importante papel a la hora de derribar barreras. El mundo del celuloide, además, es cada vez más consciente de esta necesidad y los responsables de la ficción televisiva tampoco han querido quedarse atrás. Muestra de ello es «G.L.O.W.», la prueba de que Netflix también es feminista y tiene ganas de dar a la mujer el lugar que le corresponde. La serie sigue los pasos de Ruth (Alison Brie), una actriz de escaso éxito que intenta abrirse camino en el mundo de la interpretación dando vida, para ello, a uno de los personajes del exitoso programa de lucha libre «Gorgeus Ladies of Wrestling».

Para engancharse a esta ficción ochentera hay varias razones. La serie lleva el sello de Jenji Kohan, creadora de «Orange is the new black», y eso se nota. Varios personajes de «Glow», de hecho, podrían haber ingresado en Litchfield sin desentonar lo más mínimo. Pero no solo hay que ver la serie por Kohan. Motivos de peso para hacer un buen «binge watching» con «Glow» son también la duración de los capítulos (30 minutos) y la protagonista elegida para las tramas principales: Alison Brie. La actriz, que ya interpretó a la sumisa Trudy Campbell en «Mad Men», se pone ahora en la piel de una combativa mujer sin miedo al fracaso y dispuesta a dar todo de sí misma por conseguir su meta. Su mensaje en «Glow» es claro: no importa cuántas veces caigas, inténtalo aunque la vida te vaya en ello. No es una serie feminista, es una serie necesaria.