Es Noticia

Muñeca rusa Así es «Muñeca rusa», el nuevo éxito de Netflix del que todo el mundo habla

La última serie de la plataforma se centra en la historia de Nadia, una joven a la que da vida Natasha Lyonne y que vive atrapada en el día de su muerte

Tráiler oficial «Muñeca rusa» - NETFLIX
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Netflix lo ha vuelto a hacer. La plataforma de «streaming» se ha atrevido con un nuevo título de lo más peculiar que, de su mano, se ha convertido en un auténtico «hit». Se trata de «Muñeca rusa», la nueva serie original de la compañía que se estrenó el 1 de febrero pero que en apenas unos días ha enganchado a buena parte del público de la multinacional de entretenimiento.

Redundando en el éxito que tuvo la cinta de terror psicológico «Feliz día de tu muerte» (que está a punto de estrenar su secuela), «Muñeca rusa» se centra en una historia muy similar. En aquella película la trama se centraba en la muerte de la joven estudiante Tree Gelbman (Jessica Rothe), que era asesinada todos los días por un asesino encapuchado pero que, tras su deceso, volvía a despertar una y otra vez en el día de su fallecimiento, perdiendo la vida todos los días y sin lograr descubrir la identidad de su asesino. En la serie de Netflix, ocurre algo similar con la protagonista, Nadia Vulvokov, interpretada por la nominada al Emmy Natasha Lyonne, protagonista de «Orange is the new black» y que también es una de las creadoras, guionistas, productoras e incluso directoras de la ficción.

En este caso, Nadia, una treintañera pelirroja, fumadora y políticamente incorrecta, se ve atrapada en la noche de celebración de su 36º cumpleaños. Una velada en la que sufre un duro contratiempo: su propia defunción... pero al morir, la joven vuelve al punto de arranque de la noche. Así le sucede una y otra vez, a pesar de que cambia sus decisiones por otras cada vez que perece. Sin embargo, nunca consigue escapar del bucle.

Así, la protagonista vive apresada en el mismo día, al más puro estilo «Atrapado en el tiempo», la película que en los noventa protagonizó Bill Murray y que seguía a Phil, el hombre del tiempo de una cadena de televisión que revive una y otra vez el Día de la Marmota. Con una particularidad: que Nadia pierde su vida día a día en «Muñeca rusa», haga lo que haga, inmersa en una rueda que no deja de girar.

La evolución del personaje principal durante su trama, no obstante, es incesante, lo que supone uno de los puntos más interesantes de la ficción. Una serie que, por otro lado, tiene en la duración de sus episodios otro factor diferencial. Cada uno de los ocho capítulos de los que consta esta primera temporada de «Muñeca rusa» duran en torno a unos veinte minutos, nada que ver con lo habitual en la televisión convencional.

Otra de las curiosidades de la ficción es que está construida de manera íntegra por mujeres. Además de Lyonne, la serie ha sido creada por Leslye Headland, Amy Poehler y Jocelyn Bioh, a las que se suma como directora Jamie Babbit, al frente de tres capítulos. Uno más, cuatro, los dirige Headland, mientras que de otro se encarga la propia Lyonne, alma máter de la ficción por excelencia. Una serie que, con tintes de otras series de Netflix como «Black Mirror» y «Maniac», pero también de «sitcoms», se ha convertido en todo un fenómeno de masas y está cerca de renovar por dos temporadas más.