ES NOTICIA EN ABC

Las mujeres conquistan la mafia en «Gomorra»

La ficción de Sky estrena hoy su cuarta entrega con el desafío de sobrevivir sin uno de sus protagonistas

Gomorra
Gomorra - Sky
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace quince años, Roberto Saviano destapó el imperio que la Camorra había construido en las cloacas de Italia. Señaló a políticos corruptos y puso en primera línea a ciudadanos ejemplares que resultaron no serlo. El escritor sufrió las consecuencias de dicha investigación -tuvo que huir del país por su seguridad-, pero consiguió plantar una semilla que años después continúa creciendo en la serie «Gomorra», creada por él mismo. «Nuestros guiones siguen teniendo mucho de realidad. Solo hay que pararse un segundo a ver las noticias para obtener un poco de inspiración», dicen en un tono jocoso los guionistas Maddalena Ravagli y Leonardo Fasoli en un hotel de Roma, donde se reunieron con el resto del equipo de la ficción de Sky para presentar su cuarta temporada, cuyos primeros cuatro capítulos están disponibles desde hoy en la plataforma. «Italia es un país en el que hay muchos escándalos de corrupción, especialmente relativos a la política, y eso lo hemos aprovechado este año».

«Gomorra» regresa a los barrios de Scampia y Secondigliano (Nápoles) con un nuevo desafío: seguir adelante sin uno de sus protagonistas -al menos frente a la pantalla, porque el actor que lo interpretaba, Marco D’Amore, dirige dos capítulos-. Esta importante muerte marcará a Genny (Salvatore Esposito) como jamás se había imaginado. «Es un camorrista, pero sigue siendo humano. Ya no queda nadie más de los Savastano. Ahora solo puede mirar hacia el futuro, hacia su mujer y su hijo», reflexiona Ivana Lotito, que interpreta a Azzurra. Genny ya no es el hijo malcriado de Don Pietro; «ahora siente la necesidad de un gran cambio en su vida, comprometiéndose a hacer negocios legítimos lejos del mundo en el que creció. E incluso le veremos trabajando en el extranjero, en Londres concretamente», añade Esposito en un perfecto español. Aunque intente huir de este mundo, Genny pronto se dará cuenta de que el mundo criminal está vinculado a lo cotidiano «a través del dinero y las presiones», destacan los guionistas.

Demasiado real

Sus intereses en Nápoles los traslada a Patrizia (Cristiana Dell’Anna) que, tras haber traicionado y asesinado a Scianel, se ha ganado su posición dentro del clan Savastano. «Patrizia es uno de los personajes que más ha evolucionado y aún nos queda mucho por ver. Se va a convertir en la gobernanta. Va a hacer las cosas de una manera muy distinta a lo que hemos visto hasta ahora y eso no le va a gustar a mucha gente. La revolución que estamos viendo en todos los aspectos de nuestra vida también se está viviendo en este lado. Las mujeres queremos demostrar nuestra valía, no importa donde», adelanta la actriz, que creció con la Camorra demasiado cerca: «He visto y oído cosas que no caben en esta ficción». Junto a Genny, hará todo lo posible para mantener la paz.

Pero para ello, necesitará la ayuda del clan Levante, una rama de la familia de la difunta Doña Imma. «Representan la parte de la Camorra que no hemos visto hasta ahora. Viven en el interior y son más tradicionales. Se preocupan menos de la política y más de mantener las cosas en su sitio. Queríamos contraponer las dos Gomorras», explican los guionistas. «En épocas de crisis, los pensamientos conservadores afloran. Eso es algo que estamos viendo en la política europea y se va a mostrar también en “Gomorra” porque es una serie que habla de nuestro tiempo, no solo de nuestro crimen. Los Levante van a hacer lo posible para que las cosas sean como antes: el hombre, en el poder y la mujer, en casa siendo esposa y madre».

Por encima de «Juego de tronos»

«Gomorra» se ha convertido en el mayor éxito de la historia de la televisión italiana. No solo ha batido cualquier cifra imaginable, también se ha colocado por delante de movimientos de masas como «Juego de tronos», al que ha superado en poder de convocatoria en Italia. La tercera temporada de la serie de Sky duplicó los datos del estreno de la séptima temporada de la ficción de HBO, cuyo regreso fue visto por 572.000 personas en el canal de pago italiano. «Gomorra» pretende repetir el mismo hito y por eso ha hecho todo lo posible para no perder su seña de identidad. «El hecho de incluir a políticos o arquitectos cuestionables (incluso vamos a ver a un juez por ahí) en la trama no significa que vayamos a dejar de contar la historia desde el punto de vista que elegimos al principio. La Camorra sigue siendo el narrador y siempre estará pegado a la actualidad. Creemos que esa es la clave de nuestro éxito», sentencian los guionistas.