ES NOTICIA EN ABC

«American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace» ¿Por qué mataron a Gianni Versace?

Antena 3 estrenó la ficción que narra el trágico final del famoso diseñador de moda Gianni Versace, protagonizada por Penélope Cruz, Ricky Martin, Darren Criss y Édgar Ramírez

Gianni Versace
Gianni Versace - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

No hay paz para Gianni Versace (Reggio Calabria, 1946-Miami, 1997), el diseñador que revolucionó el estilo italiano en la moda y transformó a las modelos en estrellas. Ha pasado demasiado tiempo desde su asesinato en Miami el 15 de julio 1997 y la serie «El asesinato de Gianni Versace: American Crime Story» quiere contar que ocurrió en diez capítulos y con un reparto estelar elegido por el director Ryan Murphy, con Penélope Cruz en la piel de Donatella Versace, la hermana del estilista, cuyo papel corresponde al actor venezolano Edgar Ramírez; mientras, Ricky Martin interpreta a Antonio D’Amico, la pareja del diseñador. Pero, veinte años después, los motivos del homicidio que cambió para siempre la industria de la moda siguen sin estar claros. ¿Por qué Andrew Cunanan mató a Gianni Versace?

La primera teoría con la que la Policía trabajó fue una sencilla: un intento de robo. Los agentes pensaron que había intentado hacerse con la cartera de Versace, que llevaba más de 1200 dólares (972 euros) en efectivo en el momento del asesinato. Sin embargo, cuando las sospechas se centraron en Andrew Cunanan, a quien ya buscaban por otros cuatro asesinatos, el móvil del hurto se descartó. Al confirmar que Cunanan había sido el asesino y sabiendo que se encontraba en la lista de los más buscados del FBI, la hipótesis que comenzó a coger fuerza fue aquella que decía que había elegido a Gianni Versace para asegurarse un «lugar en la historia». El diseñador de moda (al Cunanan había conocido en una discoteca de San Francisco en 1990, según afirma Maureen Orth en «Vulgar Favors») representaba todo lo que él quiso ser, pero nunca logró. Matarlo significaría terminar con ese «recordatorio» y, además, ser recordado. Pero ¿por qué habría viajado desde Nueva Jersey (donde hay un sinfín de celebrities) hasta Miami? ¿Sentiría tantos celos hacia Gianni Versace como para viajar más de dos mil kilómetros?

Tras descartar estas hipótesis, los agentes se fijaron en un detalle. Junto al cadáver de Gianni Versace apareció una paloma muerta, lo que llevó a rumorear con el que hecho de que el diseñador había sido asesinado por un sicario a sueldo. No se encontró ninguna otra prueba que apoyara esta teoría así que fue olvidada hasta que en 2010 se publicó el libro «Metastasi», de Gianluigi Nuzzi y Claudio Antonelli. En él, Giuseppe Di Bella, un antiguo miembro de la mafia calabresa (e informante de la Policía) aseguró que el asesinato del modisto fue un ajuste de cuentas ordenado por el padrino Paolo de Stefano, con quien tenía deudas pendientes el diseñador ya que la firma de Versace era una vía para blanquear dinero. Pero sus declaraciones no quedaron ahí. Di Bella también aseguró que existía un plan para robar las cenizas de Versace para chantajear a su familia.

Las hipótesis no terminaron ahí. Andrew Cunanan era conocido por la relación de dependencia que tenía con la prostitución de lujo y con el universo (y los contactos) que le había permito descubrir esta profesión. Pero el joven no siempre contaba la misma historia. A veces se hacía llamar Andrew Da Silva, mientras que otras aseguraba que era el gerente de una fábrica en México o un heredero de una adinerada familia filipina. En los últimos años se había descuidado, había ganado mucho peso. Lo que la Policía no confirmó era si era consecuencia de haber contraído SIDA. De ser así, la teoría de la venganza encajaría ya que Cunanan podría haber intentado descubrir quién había sido el culpable. Sus tres primeras víctimas –Trail, Manson y Miglin– corresponden a antiguos amantes, pero hace más difícil explicar por qué asesinó a William Reese, su cuarta víctima, y a Gianni Versace.

Durante la investigación del crimen, la Policía confirmó que Versace y su novio Antonio D'Amico habían contratado los servicios de varios prostitutos. Uno de ellos, podría haber sido Cunanan. Esto sostendría la teoría de la venganza. De hecho, existen fotografías y vídeos de una fiesta en Miami Beach el 13 de julio –es decir, dos días antes del asesinato– de Cunanan y Versace juntos. ¿Y si no era a Gianni a quién quería? Un amigo de Cunanan confesó al FBI, según informó «Vanity Fair», que estaba obsesionado con alguien del equipo de Versace. ¿Quizá con su pareja Antonio D'Amico?

700 páginas sin motivo

«No podemos establecer un motivo. Podría ser un robo. Podría ser el hecho de Andrew Cunanan buscando fama tiroteando a una persona de este calibre. Podría ser venganza. A todos nos gustaría saberlo, especialmente en un caso de perfil alto como este. Desafortunadamente, la verdadera respuesta es que nos hemos hundido con el barco, por decirlo de alguna forma». El jefe de la policía de Miami, Richard Barreto, aseguró que después de meses de investigación resumidos en un informe de 700 páginas no pudo confirmarse ningún móvil.