ES NOTICIA EN ABC

La marca España inunda Movistar+

Una de las grandes apuestas por la producción original nacional del gigante de las telecomunicaciones este otoño será «La zona», que llega para tomar el relevo de «Crematorio», considerada la mejor serie española de todos los tiempos

Imágenes promocionales de las series «Vergüenza», «La Zona», «La Peste» y «Gigantes»
Imágenes promocionales de las series «Vergüenza», «La Zona», «La Peste» y «Gigantes» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

De la novela homónima de Rafaelo Chirbes salió una de las primeras series de producción propia realizada por Canal+ España: «Crematorio». Esta ficción sobre la corrupción urbanística en España arrastrada desde la Transición debutó discretamente en la noche del 7 de marzo de 2011. Tras ocho capítulos de 50 minutos de duración cada uno, se convirtió en un fenómeno crítico incuestionable y, para muchos, en la mejor serie española de todos los tiempos o, al menos, del siglo XXI. Avalada por su Premio Ondas a la Mejor Serie Española y el Premio de la crítica en el FesTVal de Vitoria -ambos en 2011-, se reconoció a una serie llamada a romper barreras en la ficción española de calidad.

La televisión en abierto intentó emular el éxito de «Crematorio» con ficciones como «Sé quien eres» o «La casa de papel», quedando a años luz de la reformulada plataforma de pago (Telefónica compró en 2015 Canal+), huérfana de un proyecto de la envergadura del que inaugurara hace más de seis años. Para corregir ese desequilibrio entre el servicio de streaming y el abierto, los creadores de «Crematorio», Jorge y Alberto Sánchez-Cabezudo, irrumpen ahora en Movistar+ con «La zona», un proyecto llamado a encabezar la larga lista de ficciones nacionales que el gigante de las telecomunicaciones prepara para las próximas temporadas. Por el momento, tienen encima de la mesa más de veinte proyectos, y aunque algunos se quedarán en los despachos, ya hay cinco con fecha de presentación: «Velvet Colección», «La Peste», «Gigantes» y «Vergüenza».

[Conoce aquí todos los detalles de estas series nacionales]

Alentada por la irrupción de Netflix o HBO en España, Movistar+ busca repetir el éxito logrado con «Crematorio» siguiendo la estrategia de estas plataformas, centrando sus esfuerzos en productos nacionales de calidad, como la compañía de Reed Hastings ha hecho con «Las chicas del cable» o «Élite».

La intención principal de la compañía es, en parte, intentar diferenciarse de estas plataformas de vídeo en streaming. Por eso, Domingo Corral, director de ficción original de Movistar+, ve fundamental apostar por la marca España: «Queremos tener un contenido exclusivo y diferenciador, un contenido que solo tengamos nosotros. Creemos que el contenido local (o español) y cercano es muy relevante para nuestros clientes».

Firme apuesta por la creación

Directores de prestigio, gran complejidad técnica, actores consagrados y aplicar lo bueno de las series americanas a un universo local son algunos de los puntos que la compañía pretende imponerse en el cada vez más diversificado mercado audiovisual en España.

Uno de los principales escollos para conseguirlo es que la mayoría de las series «se hacen pensando en el público americano», explica a ABC Corral, porque las ficciones extranjeras «tienen la suerte de haberse asentado globalmente, por lo que se venden muy bien en nuestro país». Sin embargo, existe una tendencia creciente por la apuesta de los espectadores por contenidos nacionales, gestados dentro de las fronteras españolas, un gusto por lo local que ya ha demostrado de forma progresiva la televisión en abierto: «Nos gusta que nos cuenten nuestra realidad más próxima. Cuanto más cercana sea la realidad, más le interesará al público. Por ejemplo, con las series en abierto, son las ficciones españolas las que mas gustan y esperamos que siga así», añade el director de producción original de Movistar+ en conversación telefónica con ABC.

Inversión y ambición

Pero como todo proyecto en la incubadora, además de la «apuesta por el talento y la producción local», necesita una inversión económica que lo catapulte, y que es «mucho mayor que fuera»: «Aquí tienes que pagar muchos más gastos de creación. La producción local tiene un riesgo mucho mayor porque tú costeas toda la producción», destaca Corral sobre su «motivación» para liderar la ficción española. «Los demás productos los compras con unos derechos limitados», aclara sobre el resto de contenidos disponibles para sus suscriptores.

¿Cómo rentabilizar estos productos? El objetivo del gigante de las telecomunicaciones es emitir la serie en exclusiva en su canal de temático y después exportarla al resto del mundo a través de diferentes distribuidoras. Para Domingo Corral, el español es un idioma importante y su gran ambición, «venderse fuera». «Hasta el momento, ya hemos vendido tres series con productoras de fuera de nuestro país», concluye.