ES NOTICIA EN ABC

Juego de Tronos Aidan Gillen, el gran conspirador de «Juego de tronos», busca ovnis en «Proyecto Blue Book»

El actor da vida al doctor Allen Hynek, que inspiró a Spielberg en «Encuentros en la tercera fase»

Aidan Gillen en Proyecto libro azul
Aidan Gillen en Proyecto libro azul - TNT
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En plena Guerra Fría, decenas de norteamericanos aseguraban haber visto naves alienígenas y destellos inexplicables en el cielo. Pero lo que para cineastas como Steven Spielberg fue un material dramático maravilloso, comenzó a atemorizar a muchos. En un intento de evitar la histeria colectiva y ver si realmente estos fenómenos eran un peligro para la seguridad, las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos pusieron en marcha en 1952 el proyecto Libro Azul y contrataron al doctor Allen Hynek para que demostrase qué explicación científica podía haber detrás de esos avistamientos. Aunque en un principio este académico era muy escéptico, su posición respecto al fenómeno ovni cambió radicalmente y se convirtió en uno de los grandes expertos en la materia.

Cincuenta años después del final de esta gran investigación gubernamental, que aún hoy incluye cerca de 700 casos que no se resolvieron, la serie «Proyecto Blue Book», que llega al canal TNT este miércoles, día 15 (22.15), rescata los primeros pasos como detective de este pionero, al que da vida Aiden Gillen («Juego de tronos», «The Wire», «Peaky blinders»).

Asesor de Spielberg

«Me gusta el tema, aunque no soy un gran fanático, porque vi de pequeño “Encuentros en la tercera fase” y me fascinó. Cuando vi la oportunidad de dar vida al hombre que escribió el libro que inspiró a Spielberg y leí los guiones, que eran muy buenos, me lancé», explica Aiden Gillen. Su alter ego en la ficción no solo inspiró a Spielberg, sino que más tarde se convirtió en su consultor en la cinta sobre extraterrestres de 1977, donde incluso realizó un cameo. «Me gustó mucho que cada episodio esté basado en un caso real investigado por las Fuerzas Aéreas. Algunos capítulos son más explicables, otros más conocidos… pero todo está basado en el material real, en lo que la gente cree que vio», destaca Gillen sobre la serie creada por David O’Leary y producida por Robert Zemeckis («Contact», «Forrest Gump», «Regreso al futuro»), un «experto en efectos especiales y un gran contador de historias».

El caso del monstruo de Flatwoods, el combate aéreo de Gorman en Fargo o las luces de Lubbock son algunas de las indagaciones que realizará Allen Hynek junto al capitán Michael Quinn (Michael Malarkey) en los diez episodios de la primera temporada.

«En aquel momento, el tema de los ovnis era algo de lo que se hablaba constantemente, estaba en la cultura popular. Así que hay libros, películas… pero no solo de ovnis, sino del Triángulo de las Bermudas, fantasmas, exorcismos y otros fenómenos paranormales. Yo soy irlandés y estas historias sobre lo que no podemos ver nos fascinan, son relatos que nos cuentan desde muy pequeños», añade Gillen, que no cree que hoy en día seamos mucho menos conspiranoicos que entonces. «Ahora sabemos mucho más y podemos encontrar explicaciones lógicas para asuntos que en el pasado eran un misterio. Pero también sabemos que hay miles de millones de estrellas en nuestra galaxia y a su vez centenares de galaxias. Es muy posible que haya algo más ahí fuera. Es improbable que seamos los únicos del universo», reflexiona.

Con un sexto sentido para coger a buenos personajes en grandes series -«Todo depende de un buen guión y yo soy un buen ojeador. A veces puede haber un buen personaje pero no funciona toda la historia y es mejor echarse a un lado», confiesa-, el intérprete reconoce que va tardar algo más de lo habitual en quitarse la etiqueta de Meñique, el gran embaucador de «Juego de tronos». «La primera serie con la que llegué al gran público fue “Queer as folk” y a veces me llamaban Stuart por la calle. Luego llegó “The wire” y me gritaban Tommy, ahora Meñique… Si encuentras otro gran papel la gente empezará a verte en la piel de otra persona. Somos actores que fingimos ser otros, así que me lo tomo como un cumplido», concluye.

Predicción

Aiden Gillen dejó «Juego de tronos» en la octava temporada, pero no es ajeno al fenómeno de la serie que está a punto de terminar. En apenas dos capítulos, se habrá decidido quién será el dueño del Trono de Hierro. «Hemos estado casi ocho temporadas esperando llegar a este momento. La batalla contra los muertos nos devolvió al juego de poderes y dinámicas que hizo grande “Juego de tronos” en sus inicios. Si me hubieras preguntado hace dos meses quién ocuparía el trono te diría que es impredecible. Ha habido tantos errores, muerte, supervivencia… Espero ver a mi chica Sansa Stark, que es un personaje muy fuerte. El final, con tanta gente enganchada durante tantos años, es algo abrumador», admite.