ES NOTICIA EN ABC

Jessica Alba: «Siempre se ha metido a las mujeres en el cajón de los clichés»

La actriz de «Sin City» protagoniza, junto a Gabrielle Union, «LA's Finest», una serie spin-off de la película «Dos policías rebeldes»

Jessica Alba y Gabrielle Union en «LA's Finest»
Jessica Alba y Gabrielle Union en «LA's Finest»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Bruce Willis ha sobrevivido a balas, puñetazos y explosiones imposibles. «La jungla de cristal» es solo una muesca de las muchas batallas que ha librado, convertido ya en el clásico héroe de acción. No es el único. Los hombres se han adueñado de las pistolas y las escenas con grandes artificios, perpetuándose en el rol de tipo duro, de policía torturado. Pero la ficción es dúctil y está invirtiendo la tendencia.

Si en «Ocean's Eight» era Sandra Bullock la que tomaba el relevo de su hermano George Clooney al frente de una banda de ladrones pero también de una saga protagonizada tradicionalmente por hombres, ahora es Gabrielle Union la que hereda el cargo de Marcus Burnett, su hermano en «Dos policías rebeldes» (1995), y trastoca el género junto a Jessica Alba, ambas protagonistas, productoras ejecutivas y policías en «LA's Finest», el spin-off de la película de Michael Bay, que acaba de ser renovada para una segunda temporada antes de su desembarco en España de la mano de AXN.

La experiencia de las actrices estaba de sobra probada. Alba ya demostró dar el perfil para el género con Robert Rodríguez, con quien rodó «Sin City» y «Machete», y Union lleva toda la vida dedicada a la industria, desde que debutó con un breve papel en la serie «Cosas de casa». El resto vino rodado.

Para evitar un spin-off al uso, con excesivas referencias a los protagonistas de la película original, se trasladó la trama a Los Ángeles. El nuevo entorno justificaba la decisión de recuperar el personaje de Union, Syd Burnett, que había quedado «poco desarrollado». «Todo lo que sabíamos de la hermana de Marcus es que tenía algún tipo de trabajo de incógnito y que no era muy buena en su trabajo porque necesitaba a su hermano (Martin Lawrence) y a su novio (Will Smith) para que la salvaran», comentó Union en su visita a Madrid para la presentación de la serie, la nueva apuesta del canal temático.

A punto de cumplirse las dos décadas del estreno del filme que mezclaba comedia y acción, ha cambiado casi todo, principalmente «el conocimiento», la perspectiva. «Antes no lo era, pero ahora que se ha tomado conciencia es importante, para la otra mitad del mundo, verse a sí mismas reflejadas en la pantalla», reflexionó Alba, que no habla español pese a su ascendencia mexicana.

El momento era propicio, y se lanzó de cabeza a la serie, donde también aparece su hermano Joshua a pesar de no ser actor. «Ambas estábamos entre ansiosas y emocionadas por abordar este género a través de la perspectiva de una mujer», aseguró en una entrevista a ABC Jessica Alba, cansada de interpretar a personajes estereotipados. «Siempre se ha metido a las mujeres en el cajón de los clichés y hemos tenido que pelear para salir de ahí», explicó, de ahí que ambas disfrutaran al «darle la vuelta. Mostrar el género de acción desde nuestros ojos, interpretando a mujeres inteligentes que son capaces y competentes, dan hostias, se pelean, vencen a los malos y resuelven sus propios crímenes», reivindicó la actriz de «Sin City», contenta de que, en este caso, las dos protagonistas no sean intercambiables entre sí sino dos personas muy distintas. «Recuerdo haber estado en una película en la que éramos tres mujeres completamente iguales, que se podían haber cambiado en cualquier momento», criticó.

Regresar a la actuación no fue una decisión nada fácil para la actriz de «Los 4 Fantásticos», que vuelve a la pequeña pantalla con un papel protagonista que no tenía desde «Dark Angel» (2002), la serie de James Cameron con la que logró su primera y única nominación a los Globos de Oro. Centrada en su familia, relegó a un segundo plano el mundo de la interpretación cuando vivía uno de sus mejores momentos de forma en Hollywood. Cuando le ofrecieron interpretar a Nancy McKenna, la intérprete de 38 años acababa de ser madre por tercera vez, y se debatía entre agotar su baja de maternidad o interrumpirla para poder hacer el piloto de «LA's Finest». «Fue una decisión muy difícil porque durante toda mi carrera había querido un papel como este y no podía dejar pasar una oportunidad así. Me gustaba mucho tener una compañera de reparto, alguien que hiciera que no cayera todo el peso sobre mí. Pero no fue fácil porque sabía que era el último hijo que iba a tener; me costó decidirme, quería pasar tiempo con él», reconoció Jessica Alba. Por suerte bastó ser la primera opción para interpretar su papel, y un buen incentivo. «Solo hay una Jessica Alba y la quería. Pero tenía que aceptar, así que le suplicamos… llevando mucho tequila», bromeó Union.

A pesar del paréntesis, Jessica Alba sigue queriendo ser actriz y su pasión por la interpretación pervive, solo que ha mutado. «Ahora la entiendo de otra manera. Antes mi identidad se basaba por completo en mi carrera», dijo la actriz. «He podido dedicar tiempo a mi familia, mis amistades, tener una vida personal y crear una empresa –The Honest Company, que llegó a estar valorada en 1.700 millones de dólares–. Todo eso me ha permitido tener una mayor perspectiva del entretenimiento y de mi papel ahí. Mi pasión es más reflexiva ahora», declaró la actriz a Efe.