ES NOTICIA EN ABC

Javier Cámara, sobre Amparo Baró: «No me perdonó nunca que dejase “7 vidas” y no la volví a ver»

El intérprete, que dio vida al hijo de Sole (el personaje de Baró) en la exitosa ficción, se confesó en una entrevista con Mara Torres en la Cadena SER

Javier Cámara y Amparo Baró, en «7 vidas»
Javier Cámara y Amparo Baró, en «7 vidas» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Durante varios años, Amparo Baró y Javier Cámara formaron uno de los dúos cómicos más divertidos de la televisión española en la pionera «7 vidas». En la primera «sitcom» de la televisión nacional, Baró dio vida durante siete años y 204 capítulos a Sole Huete, la peculiar vecina del barrio madrileño en el que se ambientaba la serie y que era la madre del incapaz Paco, el personaje de Cámara.

Sole era una auténtica máquina de propinar collejas, hasta el punto de que su movimiento de mano se convirtió en toda una leyenda en la historia de «7 vidas». Una ficción de la que Cámara se marchó al final de la cuarta temporada, en 2001. Pese a ser uno de los personajes principales de la serie, el actor decidió alejarse del abrigo de la comedia de Telecinco para embarcarse en un proyecto que le ilusionaba mucho: la cinta de Pedro Almodóvar «Hable con ella», en la que interpretaba al protagonista, Benigno Martín.

Sin embargo, su decisión pareció no gustar a la consagrada actriz, tal y como el propio intérprete ha señalado en una entrevista en «El Faro», programa radiofónico que presenta Mara Torres en la Cadena SER. Allí acudió para repasar su exitosa carrera, a la que recientemente ha sumado la serie española «Vota Juan», creada para el canal de pago TNT y la exitosa ficción «The Young Pope», de Canal +, HBO y Sky.

En un momento de su comparecencia, Torres quiso preguntar al intérprete acerca de la influencia que Amparo Baró había tenido en su vida. «Me enseñó muchas cosas y me desenseñó alguna que otra. No lo he contado nunca, pero lo voy a contar. Lo primero de todo, ella fue una maestra increíble para todos nosotros. Cuando hicimos “7 vidas”, nadie sabía como hacer “sitcoms” aquí, al estilo “Friends”. Pero ella lo hizo», comenzó diciendo Cámara.

Sin embargo, sus declaraciones no se quedaron ahí. «Me enseñó a descubrir el talento y a no perdonar a la gente que no estudia o los que no se toman esto en serio. Era alguien con mucho carácter. Me acuerdo con mucho cariño de ella, pero no la volví a ver cuando salí de “7 Vidas”, aunque la llamé cuando ella ya estaba muy enferma», agregó el intérprete. Curiosamente, este 29 de enero se cumplen cuatro años de la muerte de Baró.

Tras ello, el actor continuó incidiendo en la influencia de la intérprete en su vida, así como en su posterior distanciamiento. «Compré mi casa donde la compré porque yo paraba siempre con Amparo Baró. En la calle García de Paredes vivía ella, y yo compre la mía tres calles más allá. O sea, que yo me compré la casa por ella y eso dice muchas cosas buenas. Pero cuando dejé la serie, no me lo perdonó nunca», expresó, antes de pasar a relatar cómo fue ese alejamiento. «Fue una conversación... no desagradable, pero muy triste. Le dije... “Me voy a hacer una película muy bella. No puedo poner estas dos cosas en la balanza. He hecho cinco temporadas con vosotros, no tengo contrato en vigor y no estoy rompiendo nada. Por favor”. Y de repente ella me dijo: “No te conozco, no sé quién eres”. Uff... fue un final duro para aquella comedia», aseguró el actor. Ambos volvieron a coincidir años después, en la serie de Antena 3 «Los Quién», que Cámara protagonizaba y en la que Baró apareció en un episodio.

Pese a ello, el intérprete nunca dejó de admirar a Baró. «Después, hablamos alguna vez por teléfono y yo la he querido mucho. Nunca lo he contado y no sé por qué. Lo tenía que haber contado cuando ella estuviera viva, aunque sea para que llamase aquí y me diese una colleja», sentenció con nostalgia. «Sigo pensando que aquello le dolió mucho y me jodió hacerle daño. Se lo intenté explicar, con todo el cariño y todas las alternativas que habíamos puesto encima de la mesa. Pero era imposible», expresó Cámara en «El Faro».