ES NOTICIA EN ABC

La ironía desfasada de Heidi y el «asalto» al Rey: las obsesiones seriéfilas de Pablo Iglesias

El líder de Podemos ha manifestado en contadas ocasiones su pasión por las ficciones. Hace cinco años se saltó el protocolo y le regaló al Rey cuatro temporadas de «Juego de tronos», incluyó en el orden del día de una visita de Obama la serie «The wire», y aunque no quiere ser una princesa y sí una khaleesi, se ha dejado querer también por las políticas maquiavélicas de Frank Underwood («House of cards»)

El desafortunado montaje con el que Pablo Iglesias cesó a Echenique
El desafortunado montaje con el que Pablo Iglesias cesó a Echenique
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Daenerys Targaryen no habrá conseguido ocupar el Trono de Hierro, pero desde luego sí ha conquistado a Pablo Iglesias. Fan declarado de «Juego de tronos», el líder de la formación morada debió hallar en las guerras por ocupar Desembarco del Rey y la erótica de un poder y ambición desmedidas cierto paralelismo con su vida. El auge de la ficción de HBO, que comenzó a emitirse en 2011 pero incrementó su influencia años después, parece coincidir en cierta medida con el de Podemos y no es extraño que el propio político haya querido dedicar guiños o buscar referencias y referentes en la fantasía medieval ideada por George R.R. Martin.

Si Bran Stark, nuevo máximo dirigente de los Siete Reinos, es capaz de poner los ojos en blanco y evadirse durante una audiencia real, ¿por qué no iba a poder Pablo Iglesias saltarse el protocolo con Felipe VI? Pudo y lo hizo, de hecho, un año después del nacimiento de Podemos, cuando le regaló al Rey un pack con las cuatro primeras temporadas de ficción. El monarca, por su parte, se hizo un Jon Nieve, no sabía qué era lo que le daban, pero con entereza y cortesía agradeció el obsequio. El protocolo.

Si a Daenerys le pasaron factura sus ansias de ocupar el Trono, al número uno de Podemos se le revolvió todo cuando vio que su heroína, esa rubia platino que iba a derribar el patriarcado, se volvía una loca tirana. Muchos le recordaron al politólogo esa camiseta de la Madre de Dragones, en la que presumía: «No soy una princesa, soy una khaleesi». Con la rompedora de cadenas fuera de combate, ¿qué eres ahora Pablo Iglesias?

«Juego de tronos» no ha sido la única serie a la que se ha referido el líder de Podemos en público. Sabedor de que dominando la cultura popular cala en el imaginario colectivo, el político recurrió de forma desafortunada a Heidi para anunciar el cese de Pablo Echenique como secretario de Organización de Podemos. «Disfruta de tu purga, que te va a durar poco», escribió Iglesias en un tuit que acompañó con una imagen de Heidi lanzando al político por un barranco. La ironía, quizás, se le fue de las manos.

Si a Felipe VI le regaló unos cedés, con Barack Obama incluyó la serie «The Wire» en el orden del día. El político, que estudia a quienes tiene enfrente, sabía que ambos compartían serie favorita, y durante una visita del expresidente estadounidense manifestó su deseo de comentar la ficción. «Coincidimos en serie favorita, que es The Wire, y en el personaje que nos fascina, que es Omar, que es un personaje que le costó algún disgusto al pobre Obama por decir que le interesaba», dijo hace tres años Iglesias.

Iglesias no se dejó llevar por la envidia y, aunque «House of cards» prefirió hacerle guiños a Pedro Sánchez, se dejó seducir por los Underwood. Eso sí, antes de conocer a la khaleesi y que de que Claire ocupase el poder, parecía comulgar con el maquiavélico príncipe de la Casa Blanca. ¿Vio alguna similitud el líder de Podemos con Frank Underwood?