ES NOTICIA EN ABC

El impactante cambio físico de Robin Arryn en el final de «Juego de Tronos»

El cambio físico del Señor del Nido de Águilas ha impactado a los espectadores de la ficción de HBO durante la emisión del último episodio

HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El final de «Juego de Tronos» está dando tanto que hablar (o más) que el de «Perdidos» o «Breaking Bad». Después de ocho temporadas haciendo cuentas y apuestas de quien sería el que finalmente destronaría a Cersei Lannister del poder, se ha sentado en el Trono de Hierro uno de los candidatos que habían pasado más desapercibidos: Bran Stark. El Cuerdo de los Tres Ojos ha sido elegido para liderar los ahora Seis Reinos, contando antes con la aprobación de los señores de cada uno.

En dicha reunión, se encontraba Robin Arryn, Señor del Nido de Águilas, Defensor del Valle y Guardián del Oriente. Sí, el hijo malcriado de Jon Arryn y Lysa Tully. No habíamos visto al pequeño desde «Sangre de mi sangre» (6x06). En estas dos temporadas ha dejado de ser un niño. Tan sorprendente ha sido el cambio físico, que algunos seguidores de la ficción de HBO le han apodado como el «Neville Longbottom» de «Juego de Tronos». Este mote hace alusión al cambio físico que también sufrió el joven mago de Harry Potter, interpretado Matthew Lewis, durante la saga.

Por si esta comparación no fuera suficiente, los seguidores de «Juego de Tronos» han creado un sinfín de memes en los que comparan al actor con otros personajes conocidos como Flynn Rider, de «Enredados», o con el actor Adrien Brody. Bromas aparte, Robin Arryn (Lino Facioli) ha dejado de ser un niño mimado (enganchado a la teta de su madre) y se ha convertido en un hombre.