ES NOTICIA EN ABC

Ídolos de Hollywood que se han pasado a las series

Meryl Streep, Tom Hardy, Emma Stone, James Franco, Winona Ryder, Jim Carrey o Antonio Banderas lideran el elenco de varias de las ficciones televisivas del momento

Anthony Hopkins, junto a Jeffrey Wright en «Westworld»
Anthony Hopkins, junto a Jeffrey Wright en «Westworld» - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hay una tendencia en Hollywood que es de lo más habitual, pero que apenas está instaurada en España. Varios de los actores más reconocidos de las películas de cabecera de la industria estadounidense, ganadores incluso del Oscar por sus trabajos en cine, son iconos también en series de televisión. Meryl Streep, con su fichaje por «Big Little Lies» es una de las últimas en sumarse a esta moda, pero hay muchos más.

Tom Hardy en «Taboo» y «Peaky Blinders»; James Franco en «11.22.63» y «The Deuce» (esta última, junto a nada menos que Maggie Gyllenhaal); Kristen Dunst en «Fargo»; Woody Harrelson y Matthew McConaughey en «True Detective»; Clive Owen en «The Knick»; Winona Ryder en «Stranger Things»... son muchos los intérpretes que han triunfado en la pequeña pantalla después de hacerlo en el cine. Incluso Dwayne «The Rock» Johnson encabeza el reparto de su propia serie: «Ballers».

Viola Davis, la autoproclamada como «la Meryl Streep negra», protagoniza «Cómo defender a un asesino», de la misma manera que Liev Schreider está al frente de «Ray Donovan» o el denostado Kevin Spacey, de «House of Cards». A propósito de «Big Little Lies», por cierto, encabezan el elenco nada menos que Nicole Kidman y Reese Witherspoon, junto a Shailene Woodley... a las que se suma en esta nueva temporada Meryl Streep. Casi nada.

Idriss Elba lidera el elenco de la serie policiaca «Luther»; Susan Sarandon hace lo propio en «Feud»; Christine Baranski es la madre de Leonard (Johnny Galecki) en «The Big Bang Theory»; y Ciarán Hinds, uno de los protagonistas de «Gorrión Rojo», interpreta al Capitán John Franklin en la primera temporada de «The Terror». «Maniac», la última gran producción de Netflix, está liderada por Emma Stone, ganadora del Oscar por «La La Land», y Jonah Hill, nominado al galardón por su trabajo en «Moneyball» y «El lobo de Wall Street».

También la religión ha sido tratada a fondo en televisión, por actores de lo más reconocidos. Así, Jude Law interpreta al ficticio Papa Pío XIII en «The Young Pope», la serie creada por Paolo Sorrentino que incorporará a John Malkovich, otro icono del celuloide, en su segunda temporada. Una temática en la que también incurrirá el cine en los próximos meses, pues está previsto para noviembre el estreno de «The Pope», la nueva película de Netflix que estará dirigida por Fernando Meireles, el cineasta de «Ciudad de Dios», y que contará con Anthony Hopkins como el Papa Benedicto y con Jonathan Pryce, como Francisco. Palabras mayores.

Las excepciones que marcan la regla

Llama la atención, no obstante, que algunas de las series más importantes del panorama actual no cuenten con protagonistas que sean «estrellas» de cine. Así sucede con «Juego de Tronos», «The Walking Dead», «Vikingos», «Sons of Anarchy» o «The Handmaid's Tale». Todas ellas, sin embargo, cuentan con actores de lo más reconocibles, aunque lo son especialmente por sus papeles en televisión y por roles más recurrentes (y no tan emblemáticos) en la gran pantalla. Así sucede con Emilia Clarke, Travis Fimmel, Charlie Hunnam, Elisabeth Moss, Kit Harington, Andrew Lincoln, Katheryn Winnick, Jonathan Rhys-Meyers, Katey Sagal, Tommy Flanagan, Lennie James o Gustaf Skarsgard, que, como Anthony Hopkins, también aparece en «Westworld».

Esta última ficción, no obstante, sí que ha optado por incorporar grandes iconos del cine a su reparto. Más allá de Hopkins, en ella también aparecen Ed Harris, Evan Rachel Wood, Luke Hemsworth –el hermano mayor de Chris y Liam–, Jeffrey Wright y Thandie Newton, entre otros, que impregnan la ficción de un nivel superlativo.

Pero hay más. Jim Carrey ha vuelto de su particular letargo para ponerse al frente de «Kidding». Sharon Stone lidera «Mosaic», el último proyecto televisivo del aclamado Stephen Soderbergh; Rupert Grint (Ron en «Harry Potter» hace lo propio con «Snatch»; y el sempiterno Donald Sutherland y Hillary Swank hacen lo propio con «Trust», una serie en la que también tiene cabida la enésima española que busca su hueco en Hollywood, Verónica Echegui.

Dos de los actores patrios más reconocidos que allí se encuentran, por cierto, también brillan en televisión. Se trata de Penélope Cruz y Antonio Banderas, nominados ambos al Emmy por sus papeles en «American Crime Story» y «Genius», respectivamente. En la primera, Cruz interpreta a Donatella Versace, mientras que en «Genius», Banderas se pone en la piel del pintor español Pablo Picasso.