ES NOTICIA EN ABC

«La guerra de los mundos» y «The Terror: Infamy», alienígenas y fantasmas buscan venganza en Sitges

El veterano festival se abre a la ficción seriada

La guerra de los mundos
La guerra de los mundos - Movistar+
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este fin de semana, el cine ha dejado hueco en el Festival de Sitges a dos de las miniseries más esperadas de la temporada: una nueva adaptación de «La guerra de los mundos» (Movistar+) y «The Terror: Infamy» (AMC), que se preestrenaron en pantalla grande ayer y el sábado, respectivamente.

La primera, una producción de la cadena BBC que se podrá ver el próximo viernes en #0 (Movistar+), pasará a la historia por ser la primera adaptación británica significativa que se hace de la novela de H. G. Wells. Esta versión es un drama de época, algo que no se suele dar con asiduidad en la ciencia ficción televisiva, exceptuando la icónica «Doctor Who». Comparten, de hecho, a su guionista, Peter Harness («Jonathan Strange & Mr. Norrell»), que viaja hasta la época eduardiana de principios del siglo XX, cuando comienza a tener relevancia el movimiento sufragista.

Esto es interesante porque, a diferencia del resto de versiones –como la más popular dirigida por Steven Spielberg, con Tom Cruise– la protagonista es una mujer, Amy, interpretada por Eleanor Tomlinson («Poldark»). Amy debe hacer frente al encorsetamiento de su tiempo. De familia adinerada, decide dejarlo todo por amor. Su pareja es un periodista (Rafe Spall, «Black Mirror»), cuya exmujer se niega a firmar los papeles del divorcio. Todo un escándalo, tanto como el que ella se interese por la ciencia y, en concreto, por la investigación sobre Marte que lleva a cabo un peculiar astrónomo (Robert Carlyle, «Érase una vez»). La relación profesional entre los tres y el amor incondicional que se profesa la pareja vertebran este excelente drama.

La voz en off de Amy nos introduce en la historia, en las repercusiones catastróficas que ocasiona la insólita invasión extraterrestre. Y regresa al origen para ir desgranando la sucesión de los hechos. Con saltos en el tiempo, el espectador va viajando desde el apacible momento pasado –cuando los habitantes de Surrey creen que el «meteorito» que cae en sus bosques podría ser una suerte de cometa Haley, algo inofensivo– a un futuro apocalíptico en el que la Tierra ha sucumbido a la catástrofe y los supervivientes buscan la forma de recuperar el control.

Los efectos especiales también son protagonistas. Al ser una pieza de época, los descomunales trípodes desplazándose a través de los bosques y el pueblo resultan aún más aterradores. Subyace también cierto mensaje político; hay paralelismos con los movimientos nacionalistas actuales y con el temor al uso de armas químicas.

Espíritus nipones

También en el siglo XX se desarrolla «The Terror: Infamy», segunda entrega de la antología producida por Ridley Scott, que comenzó en 2018 con «The Terror», que intentaba averiguar qué pudo ocurrir con los 129 tripulantes de dos barcos de la Marina Real británica que desaparecieron durante una exploración polar en 1845. En «The Terror: Infamy», que se estrena el 18 de noviembre en AMC, sus creadores recuperan un extraño episodio ambientado en la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos. Tras el ataque a Pearl Harbor, la sospecha provoca que una comunidad de estadounidenses de origen japonés sea internada en un campo de concentración, donde se irán sucediendo extrañas muertes.

El episodio mostrado en Sitges comienza con una enigmática secuencia. Una mujer japonesa de la familia Furuya se tambalea al salir de casa, y, al caer al suelo y sin más explicación, extrae uno de los palillos que sujetan su moño y se lo clava en una oreja. Su funeral reúne a los protagonistas, entre ellos, Chester (Derek Mio), hijo de inmigrantes nipones preocupado porque Luz (Cristina Rodlo), su novia latina, está embarazada, algo que reprobaría su familia, contraria al mestizaje. Chester fue el último en ver a la señora Furuya. Su muerte trae malos presagios y estos japoneses comienzan a creer que han atraído a los espíritus malignos.

Otro de los actores de «The Terror: Infamy» es el veterano George Takei («Star Trek»), quien vivió de niño los hechos que se relatan. Él y su familia fueron encerrados en campos de internamiento tras el bombardeo. «Los soldados nos sacaron a punta de pistola simplemente porque nos parecíamos a los que bombardearon Pearl Harbour», recordaba en una entrevista. Takei también explicó cómo la serie fusiona estos hechos reales con la creencia en fuerzas sobrenaturales («kaidan»).