ES NOTICIA EN ABC

Game of Thrones El personaje de «Juego de Tronos» que tuvo el mismo destino que Daenerys Targaryen (y no lo recordabas)

Uno de los protagonistas de la exitosa serie de HBO esconde un paralelismo de lo más curioso con la «khaleesi»

Daenerys Targaryen, en «Juego de Tronos»
Daenerys Targaryen, en «Juego de Tronos» - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[¡Atención! ¡Este texto contiene «spoilers» acerca de «Juego de Tronos» y su final!]

Hace ya casi tres semanas desde que «Juego de Tronos» abandonó para siempre la televisión, aunque la ficción continúa siendo objeto de teorías e informaciones de todo tipo. En especial, aquellas relacionadas con el final de la exitosa serie de HBO, que terminó con su gran protagonista femenina, Daenerys Targaryen, muriendo a manos de Jon Nieve.

En las siete temporadas anteriores de la ficción, nada hacía presagiar que Dany perecería asesinada por su amado (y sobrino), al que se unió en su cruzada contra los Caminantes Blancos y el Rey de la Noche. Con la amenaza de los «muertos» ya vencida, los protagonistas de «Juego de Tronos» se centraron en la lucha contra los «vivos» y en derrocar a Cersei Lannister del Trono de Hierro. Pero en el proceso, y después de perder a sus principales apoyos (Jorah, Missandei, Qhono o el dragón Rhaegal), Daenerys se volvió cada vez más sanguinaria y se convirtió en alguien potencialmente peligroso para los personajes principales de la trama, por lo que Jon, instigado por Tyrion Lannister, decidió acabar con su vida.

Aunque los desafortunados eventos relativos a la «khaleesi» no escenificaron el único descenso a los infiernos de «Juego de Tronos». Tal y como ha recordado un usuario en «Reddit», hace algunas temporadas sucedió algo similar con Stannis Baratheon, con el que la Madre de Dragones guarda un paralelismo más que evidente, y que va más allá del hecho de que ambos pensasen que eran «los herederos legítimos» al Trono de Hierro.

Pasión por el fuego... y Jon Nieve

Tanto Stannis como Daenerys eran devotos del fuego, que les causaba una gran fascinación, y disfrutaban quemando a sus enemigos. Los dos, además, fueron objeto del mismo vaticinio de Lady Melisandre, pues a juicio de la bruja tanto uno primero como la otra después, eran el «príncipe prometido» que había sido enviado por R'hllor, el Señor de Luz. Además, ambos se unieron a la causa de Jon Nieve. Stannis, en la batalla del exbastardo de Ned Stark contra el Pueblo Libre de Mance Rayder y Tormund. Dany, en la que libró contra los Caminantes Blancos.

A ese respecto, los asesores de los dos comenzaron a sentir pasión por Jon Nieve a medida que avanzaban las tramas, al que llegaron a apoyar incluso más que a los que presuponían como los líderes. Melisandre y Ser Davos cambiaron a Stannis por el exbastardo, aunque el segundo lo hizo cuando el Baratheon murió, mientras que Varys y Tyrion hicieron lo propio y abandonaron la causa de su «khaleesi».

Cuestiones de familia

Los nexos familiares de Stannis y la Madre de Dragones, por otro lado, también son similares. Ambos pertenecen a dos de las familias más importantes de Poniente y los dos ubicaron su base militar y campamento en Rocadragón. Aparte, tanto el uno como la otra perdieron a sus dos hermanos: Renly y Robert por parte de Stannis; y Rhaegar y Viserys por la de Dany.

En ese sentido, Daenerys y Stannis fueron partícipes del asesinato de uno de sus hermanos, ambos cometidos por personas cercanas a ellos. Daenerys dio su consentimiento a que Khal Drogo, su entonces marido, abrasase vivo a Viserys; mientras que Stannis autorizó que la magia de Melissandre acabase con Renly, ante la impertérrita mirada de Brienne de Tarth y Catelyn Stark.

Ambición letal

Los dos tomaron decisiones arriesgadas para su pueblo en busca de su beneficio. La «khaleesi» llevó a los Inmaculados y dothrakis a Poniente, una zona totalmente desconocida para ellos, para tomar el Trono de Hierro. Stannis, por su parte, obligó a los suyos a creer en el Señor de Luz y ejecutó a los disidentes.

Por último, no hay que dejar de mencionar el momento en que ambos cayeron en desgracia y consumaron su maldad por sus ansias de poder. En el caso de Stannis, sucedió cuando decidió quemar a su propia hija, la entrañable Shireen, mientras que con Daenerys ocurrió en el instante en el que optó por quemar vivos a los millones de habitantes de Desembarco del Rey. La ambición de ambos, en ese aspecto, terminó llevándoles a la muerte.