ES NOTICIA EN ABC

Game of Thrones Edd «El Penas», Jon Nieve y la lealtad en «Juego de Tronos»

El 999º Lord Comandante de la Guardia de la Noche fue uno de los más fieles amigos del protagonista de la serie de HBO

La fascinante historia de la daga de Arya Stark que lo cambió todo en «Juego de Tronos»

Edd (Ben Crompton) y Jon Nieve (Kit Harington), en «Juego de Tronos»
Edd (Ben Crompton) y Jon Nieve (Kit Harington), en «Juego de Tronos» - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[¡Atención! ¡Este texto contiene «spoilers» sobre los tres primeros capítulos de la octava temporada de «Juego de Tronos»!]

La Gran Guerra de Invernalia dejó vivos a la gran mayoría de protagonistas de «Juego de Tronos», aunque hubo otros que no tuvieron tanta suerte. Los más significativos fueron Jorah Mormont (Iain Glen) y Theon Greyjoy (Alfie Allen), aunque gran parte de personajes secundarios con relevancia en la trama perecieron en la contienda. Fueron los casos de Beric Dondarrion (Richard Dormer), la valiente Lyanna Mormont (Bella Ramsay), Lady Melissandre (Carice van Houten) y de Qhono (Staz Nair) y su horda de dothrakis, pero también de uno de los mejores amigos de Jon Nieve (Kit Harington), el Lord Comandante de la Guardia de la Noche Edd Tollett (Ben Crompton).

La del último fue la primera muerte importante que se cobró la Batalla de Invernalia. Y con él, pereció una de los mayores ejemplos de lealtad que han pasado por la exitosa serie de HBO. Con tramas tan acostumbradas a traiciones, manipulaciones y mentiras, el de Eddison Tollett era un personaje diferente, inusual. Divertido y pesimista a partes iguales, el Lord Comandante de la Guardia de la Noche no era uno de los protagonistas principales de la ficción, pero sí que fue uno de los mejores secundarios de «Juego de Tronos» hasta su deceso en la Gran Guerra.

Edd fue uno de los mayores aliados de Jon Nieve desde los tiempos en los que el segundo decidió entrar en la Guardia de la Noche. Junto a Sam Tarly (John Bradley) y los malogrados Grenn (Mark Stanley) y Pypar (Josef Altin), los cinco formaron una de las cuadrillas más recordadas de la serie, aderezada siempre por el satírico sentido del humor de Edd «El Penas». «Si los Dioses quisieran que la gente tuviera dignidad, no dejarían que los muertos se tirasen pedos», esgrimió en la segunda temporada, antes de dejar una nueva ocurrencia mientras limpiaba una letrina. «Siempre imaginé que terminaría haciendo algo mucho peor».

La fidelidad personificada

Sus historias junto a Jon fueron creciendo temporada a temporada. Mano a mano, ambos lideraron la defensa del Muro en la Batalla del Castillo Negro, que se cobró las vidas de Grenn, Pypar y la recordada salvaje Ygritte (Rose Leslie). Tras ello, acompañó al exbastardo a Casa Austera a negociar con los Salvajes para que se uniesen a su guerra contra los muertos, antes de que los Caminantes Blancos les sorprendieran. Lo hizo a pesar de su inicial reticencia hacia el Pueblo Libre, que solo poco antes había decidido atacarles. «Te seguiría a cualquier sitio. Y lo sabes. Pero han matado a Grenn, a Pyp, y a 50 de nuestros hermanos. No puedo olvidarlo», le dijo a su amigo, aunque finalmente marchó junto a él. De hecho, terminó forjando una muy buena amistad con Tormund (Kristofer Hivju), cabeza visible de los Salvajes tras la muerte de Mance Raider (Ciarán Hinds).

Tras ello, fue uno de los grandes apoyos de Jon cuando este fue proclamado Lord Comandante de la Guardia de la Noche. Y cuando fue traicionado y asesinado por Alliser Thorne (Owen Teale) y compañía, fue el primero que condenó la deslealtad de los desertores. «No me importa quien sea ahora el Comandante. Jon era mi amigo, y esos malditos le traicionaron. Hay que devolverles el favor», sentenció ante el cuerpo inerte de su «hermano». Aunque su sed de venganza no quedaba ahí. «Si estás pensando en volver a despertar mañana, has escogido el camino equivocado. Todos vamos a morir hoy. Y tenemos que hacerlo lo mejor que podamos para llevarnos a Thorne con nosotros», le dijo a Davos Seaworth (Liam Cunningham), otro de los fieles amigos de Jon.

Edd, junto al cuerpo inerte de Jon Nieve en la sexta temporada de «Juego de Tronos»
Edd, junto al cuerpo inerte de Jon Nieve en la sexta temporada de «Juego de Tronos» - HBO

Sus ganas de «vendetta» también las compartían Tormund y el resto de Salvajes. Lo mismo que Davos, que convenció a Melisandre para que devolviese a la vida a Jon y ajusticiase a los díscolos, a los que Edd había logrado apresar. Tras ello, el exbastardo anunció sus intenciones de abandonar la Guardia de la Noche y premió la fidelidad de Edd nombrándole, de manera extraoficial, como su 999º Lord Comandante. Todo un honor, pero que su amigo no aceptó de buen grado al saber que tendría que separarse de Jon con los Caminantes marchando hacia el Muro. «Estuve contigo en Casa Austera. Vimos lo que viene hacia aquí. ¿Cómo puedes abandonarnos ahora?». «¡Me mataron, Edd! ¡Mis propios hermanos! ¿Quieres que me quede aquí después de eso?», respondió Jon tajante, antes de marchar para librar la Batalla de los Bastardos y recuperar Invernalia de las manos del sádico Ramsay Bolton (Iwan Rheon). Entretanto, Edd dio cobijo en el Castillo Negro a Meera Reed (Ellie Kendrick) y Bran Stark (Isaac Hempstead-Wright), el hermano de Jon, cuando estos regresaron a Poniente desde más allá del Muro.

Una muerte que parecía escrita

El 999º Lord Comandante de la Guardia de la Noche pudo haberse quedado en el Muro tras la llegada de los Caminantes Blancos, o haber huido a cualquier otro sitio de los Siete Reinos para estar a salvo. Pero eso no iba con su forma de ser, pues no podía hacer otra cosa que luchar junto a Jon Nieve hasta el final de sus días. Inolvidable es la conversación que tuvo con Jon y Sam para despedirse de ellos en el segundo capítulo de la octava temporada. Un episodio escrito por Bryan Cogman, guionista de referencia de «Juego de Tronos», como una «carta de amor» a los personajes. «Ahora empieza nuestra guardia», dijo Edd, para iniciar una charla que quedará para siempre en las retinas de los seguidores de «Juego de Tronos».

Jon, Edd y Sam en «Juego de Tronos»
Jon, Edd y Sam en «Juego de Tronos» - HBO

-Piensa en como empezamos. Nosotros, Grenn, Pypar..., dijo Sam

-Solo quedamos los tres, enfatizó Jon

-Que el último que quede, queme a los demás, rubricó Edd.

Y es que la fidelidad de Edd «El Penas» hacia Jon era también extensible a Sam, al que sacó de mil apuros y no dudó en defender en todo momento. Incluso en su último aliento, pues murió salvando al aspirante a maestre cuando iba a ser asesinado por un Caminante Blanco. «¡Sam! ¡Levanta! ¡Sam!», fueron sus últimas palabras, antes de que un «muerto» le ensartase por detrás y acabase para siempre con Edd Tollett. Una reseña de hace unos días lo resumía a la perfección. «Edd murió haciendo lo que lleva haciendo toda la serie: intentando que Sam espabilase». Y ahora, su guardia ha terminado, la de uno de los personajes más queridos de «Juego de Tronos» que pereció con todos los honores.