ES NOTICIA EN ABC
«Friends»

«Friends»: el día que casi pierden a Jennifer Aniston

El escritor Saul Austerlitz revela un sinfín de detalles que la ficción escondió durante décadas en su nuevo libro «Generation Friends»

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Han pasado 25 años del estreno de «Friends», periodo en el que la ficción ha tenido más reposiciones (y en más países) de las que jamás habrían imaginado. Con motivo de este señalado aniversario, el escritor Saul Austerlitz revela un sinfín de detalles que la ficción escondió durante décadas en su nuevo libro «Generation Friends», que todavía no está a la venta (está disponible a partir del 17 de septiembre, pero al que Entertainment Weekly ha tenido acceso).

El casting de «Friends» no fue tarea fácil. Apenas tuvieron ocho semanas para elegir a los actores que protagonizarían la comedia, y tenían que ser diversos como es la ciudad de Nueva York. Los productores incluso expresaron su interés por ser abiertos sobre la raza y el origen étnico de los actores. Sin embargo, el mayor conflicto tuvo a Jennifer Aniston como protagonista.

El equipo quería que Jennifer Aniston intepretara el papel de Rachel, pero ella ya había grabado varios episodios de una comedia de CBS, «Muddling Through», pero ninguno se había emitido aún. Tras algunas dudas, la CBS decidió poner la ficción en su horario de verano, en la zona muerta relativa de los sábados por la noche. Al escuchar la noticia, el productor Warren Littlefield recurrió a Preston Beckman, el gurú de la programación de NBC, para pedirle un favor: «Mátala».

Beckman regresó con una propuesta astuta para eliminar a «Muddling Through» de la parrilla. Apareció con un puñado de tv movies originales inéditas que adaptaban las novelas de Danielle Steel. Era una apuesta prácticamente segura para atraer una buena cantidad audiencia, y sustancialmente femenina. ¿Y si se programaran en la misma franja que «Muddling Through»? Bueno, una serie sobre un exgerente de motel y su deslumbrante familia no parecían una dura competencia para los apasionados romances de Steel. Y no lo fue.

Esta programación de las adaptaciones de Steel supuso obtener algo menos audiencia de lo que esperaban de las películas, pero también les ayudó a terminar con un posible rival futuro en los jueves por la noche y poder disponer de Jennifer Aniston para el papel de Rachel.